ALIMENTACION


QUE COMER CUANDO HAY COLESTEROL ALTO (fuente:

http://www.saludymedicinas.com.mx)

Un examen de sangre determinará los niveles de colesterol en el vital líquido, tras lo cual el médico implementará medidas para reducir las cantidades elevadas. Parte determinante del tratamiento es la prescripción de medicamentos, siendo las sustancias más empleadas resinas, estatinas y ácido nicotínico; asimismo, pueden utilizarse derivados del ácido líbrico, probucol o terapia de reemplazo hormonal con estrógenos en algunas mujeres mayores a 50 años de edad.

Igualmente, se indicará al paciente aumentar su actividad física, dejar por completo alcohol y tabaco (ambos aumentan las posibilidades de padecer problemas cardiacos) pero, sobre todo, se hará mucho énfasis en el cuidado de la alimentación. Generalmente se pide la colaboración de la familia del afectado, ya que es posible que tengan que modificarse hábitos y horarios de alimentación para poder colaborar con el paciente.

El nutriólogo indicará una dieta estricta, la cual debe ser pobre en grasas saturadas y colesterol, rica en ácidos grasos, fibra vegetal e hidratos de carbono, ¿a qué nos referimos? Estos son los alimentos que debe consumir quien padezca hipercolesterolemia:

Aceites . De oliva y semillas (girasol, maíz o soya).

Bebidas. Agua mineral con o sin gas, tés y jugos de frutas o verduras.

Cereales. Todos, preferentemente integrales, por su alto contenido de fibra.

Condimentos. Albahaca, hinojo, comino, estragón, laurel, tomillo, orégano, perejil, pimienta o pimentón.

Fruta. Debe comer al menos dos piezas al día , de preferencia con piel ó pulpa, procurando incluir un cítrico, como naranja, limón, mandarina, guayaba o fresa.

Frutos. Secos (almendras, avellanas o cacahuates) o desecados (ciruelas y pasas).

Grasas. Mantequilla baja en calorías, margarina 100% vegetal.

Lácteos . Leche, yogurt, queso y requesón bajos en grasa .

Legumbres. Deberán consumirse tres veces por semana.

Verduras. Todas, pero sin mantequilla, crema, queso y otras salsas grasosas.

Debemos eliminar:

Fruta. Coco, fresco o seco.

Grasas. Aceites de coco y palma, cacao (en manteca o polvo) y productos que lo contengan (como chocolate).

Lácteos. Leche entera o condensada, yogurts enriquecidos con crema, quesos grasos y fundidos o para untar y crema líquida.

Pan . Todos los productos de pastelería y repostería; no así los elaborados con materiales integrales.

Al preparar los alimentos evite los platillos excesivamente grasosos, como estofados, fritos o empanizados; en su caso, prefiera asados, a la plancha, parrilla u horno, o hervidos. Está permitido combinar en un mismo plato legumbres y cereales (por ejemplo, garbanzos o lentejas con arroz o pasta con chícharos).

Recuerde no consumir más de dos huevos a la semana y nunca más de una yema al día, así como elegir productos bajos en grasa y colesterol al ir al supermercado, lo cual se puede comprobar leyendo las etiquetas.

Igualmente, procure no consumir platillos precocinados, ya que pueden estar preparados con mucha grasa, y si come fuera de casa elija ensaladas en lugar de fritos o guisados. Para evitar excesiva cantidad de salsa en los platillos se puede pedir que éstas se sirvan aparte, y uno mismo adicionarla.

Finalmente, tenga en cuenta distribuir las comidas en varias tomas a lo largo del día, ya que ello ayuda a que las grasas sean asimiladas más rápidamente.

No solo la manzana.....

aleja al médico

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.