DIETA PARA EL FLATO O METEORISMO


La dieta juega un papel fundamental en la formación de excesivos gases en el intestino que son responsables de hinchazón abdominal, dolor de vientre, flatulencias o eructos. Tener en cuenta que alimentos deben comerse con prudencia, que alimentos deben descartarse o como deben prepararse es necesario para evitar o disminuir esta anomalía tan desagradable.

ALIMENTOS ADECUADOS PARA EL FLATO

– Las frutas y las verduras: Estos alimentos son, en general, muy ricos en fibra soluble. Este tipo de fibra se diferencia de la fibra no soluble en que resulta más fácil de digerir por lo que no produce tantos gases. Sin embargo, hay frutas que se consideran flatulentas, como los cítricos (naranjas, limones, pomelos, mandarinas, etc.), albaricoques, bananas, ciruelas pasas, etc. con las cuales tenemos que tener prudencia, especialmente si no estamos acostumbrados a ellas. No resulta conveniente prescindir totalmente de estos alimentos puesto que son muy ricos en fibras, en vitaminas y en otros componentes capaces de prevenir muchas enfermedades.

La fibra es necesaria para un buen peristaltismo intestinal. La fibra, además de favorecer la evacuación de las heces, posee muchas otras propiedades para el buen estado de la salud corporal. Sin embargo, una ingestión muy elevada de este principio en personas que no están acostumbradas o el hecho de no acompañar la fibra con una elevada cantidad de agua, puede favorecer la aparición de gases. Las personas no acostumbradas a comer mucha fruta sufrirán seguramente de gases si la toman en exceso al principio. Acostumbrarse poco a poco a ella es una manera de que el organismo admita mayor cantidad sin que reaccione produciendo flato.

Frutas especialmente interesantes son las piñas, las papayas o los kiwis. Todos ellos son ricos en enzimas que ayudan a digerir los alimentos. Las piñas contienen bromelina, una enzima con capacidad para digerir las proteínas que puede utilizarse a nuestro favor para eliminar microorganismos y parásitos del interior de nuestro cuerpo. Por eso la piña ejerce una función purificadora del tubo digestivo y ayuda a eliminar las bacterias causantes de putrefacciones intestinales, responsables de la aparición de dolores en los intestinos o de diarrea.

Las papayas son ricas en un componente llamado papaína o papayotina. La papaína es una enzima, con propiedades parecidas a la pepsina (enzima que forma parte de los jugos gástricos) o la tripsina (enzima que forma parte de los jugos pancreáticos). Al igual que estos fermentos, ataca las proteínas produciendo su destrucción. Este tipo de enzimas, que se conocen como encimas proteolíticas tal como ocurre con la bromelina de la piña, la actidina del kiwi o la ficina de los higos, resultan muy interesantes en la alimentación porque ayudan a disgregar las proteínas y favorecen la digestión, evitando la gastritis y la formación de gases

– El yogur: El yogur incrementa la formación de bacterias beneficiosa en el intestino, que neutralizan el crecimiento de otras bacterias responsables de putrefacciones intestinales. Comer este alimento diariamente ayudara a disminuir el flato. En caso de no tomar directamente este alimento, pueden servir unas cápsulas de acidophilus combinadas con polen de abejas. Estos suplementos ayudan a disminuir las flatulencias y reducen el mal olor de las mismas.

– Infusiones de hierbas: Algunas hierbas ayudan a expulsar el exceso de gases, reducen la inflamación intestinal o previenen la formación excesiva de gases. Es conveniente realizar una tisana con alguna de estas hierbas después de cada comida. ( Más información sobre este tipo de hierbas en el apartado ” tratamiento natural del flato” en el listado superior)

ALIMENTOS FLATULENTOS

– Las legumbres: El grupo de las legumbres es rico en hidratos de carbono (estaquiosa, rafinosa, verbascosa, etc.) que son carbohidratos complejos y resultan bastante difíciles de digerir. Los residuos no digeridos en el intestino son atacados por bacterias que los descomponen y producen gases. Entre las legumbres más flatulentas tenemos los guisantes, las habas, la soja y las judías secas o alubias. Se dice que las personas que sufren de muchos gases deberían prescindir de estos alimentos. Sin embargo apartar este grupo de alimentos completamente supone dejar de comer unos alimentos naturales muy beneficiosos para la salud. Aquellas personas a las que les causan muchas molestias deberían reducir la ingestión y prepararlos de manera que causen menos perjuicio. Para ello se debería tener en cuenta algunos de los siguientes recursos:

– Dejar en remojo durante toda la noche las legumbres dentro de un recipiente con agua a la que se le haya añadido dos cucharadas de vinagre.

– Dejar reposar las legumbres dentro de un recipiente con agua corriente durante 12 horas. Colar, enjuagar bien y cocinarlas colocándolas directamente en una olla con agua fresca.

– Introducir las legumbres en una olla con agua fría. Añadir una cucharada de jengibre. Poner a hervir. Una vez el agua haya alcanzado el punto de ebullición, detener el fuego y dejar reposar durante una hora. Colar, enjuagar con agua abundante de grifo y hervir con agua fría.

– Añadir hierbas carminativas a los preparados con legumbres: Algunas hierbas, como el romero, la ajedrea, la salvia, el coriandro, etc. ayudan a expulsar los gases producidos por las legumbres. Añadir estas hierbas en los platos proporcionara un aroma extra a los mismos y ayudara a la persona con flato a sentirse mejor.

– Las coles: El grupo de las coles siempre ha tenido la fama de ser muy flatulentas. Las personas con problemas de gases deberían disminuir la ingestión de la col, las coles de Bruselas, los bróculis, la coliflor, etc. Añadir hierbas carminativas ayudará a expulsar los gases generados por estas hortalizas. El bencil-isotiocianato es responsable de que este tipo de plantas produzcan tantos gases.

– Las manzanas: Las manzanas son alimentos que contienen mucho gas. Se cree que el 20 % de su peso es gas. Comer manzanas puede incrementar mucho el contenido de gas en el intestino, pero prescindir de las manzanas es dejar de tomar uno de los alimentos más ricos en pectinas, un tipo de fibra soluble muy recomendable para evitar el estreñimiento, que también resulta responsable de putrefacciones intestinales que generar muchos gases. No debemos olvidar que el ácido málico y la quercetina poseen propiedades bacteriostáticas, es decir que son capaces de inhibir el desarrollo de bacterias nocivas, responsables en muchos casos de la formación de putrefacciones intestinales causantes de gases, malas digestiones, colitis, etc. La mejor solución consistirá en comer este alimento poco a poco masticándolo muy bien para dar tiempo a que los gases se expulsen de la boca antes de ingerirlos.

– Rábanos: Los rábanos producen flatulencia en algunas personas.

– Zanahorias: El xilitol es también responsable de la flatulencia que las zanahorias produce en algunas personas.

– Productos lácteos: Las personas con intolerancia a la lactosa deberían evitar la leche o sus derivados, menos el yogur que puede ser ingerido en cantidades pequeñas. En el resto de las personas que no presentan intolerancia muchas veces este alimento también les produce gases por lo que deberían disminuir la cantidad de leche o productos lácteos o mezclarlos con el resto de los alimentos. Se debería probar este remedio si se cree que es responsable de flatulencias para comprobar si, su disminución, produce beneficios.

Como sustitutos de la leche animal tenemos la leche de soja que no contiene lactosa por los que es tolerada por las personas que no pueden tomar productos lácteos.

– Alimentos con gluten: Los alimentos que contienen gluten ( Trigo, centeno, cebada y avena) producen flatulencias en personas con intolerancia a este componente, pero también pueden producir resultados similares en otras personas que no poseen intolerancia hacia el gluten. Al reducir la cantidad de pan o de productos elaborados con harina de estos cereales muchas personas no celíacas han disminuido el nivel de gases en su intestino. Estas personas deberían disminuir su ingestión de alimentos con gluten y sustituirlo por otros cereales como el arroz. El maíz, aunque no contiene gluten, no resulta adecuado puesto que, por su contenido en rafinosa y sacarosa, resulta muy flatulento.

– El salvado: La ingestión de salvado puro, que contiene fibra no soluble, como algo habitual en la dieta es responsable de muchos casos de flatulencia. Las personas que sufren este problema deberían optar por ingerir frutas o verduras, más ricas en fibra soluble. En caso de tomar salvado es necesario acompañarlo con grandes dosis de agua.

– Bebidas con gas: Beber bebidas con gas, como limonada, cerveza, agua gaseosa, etc. supone incrementar el nivel de gases que son responsables de las flatulencias. Algunas bebidas, ricas en cafeína, como el café, el té o las colas producen flatulencias por irritación del colon.

– Edulcorantes: Algunos edulcorantes, como el sorbitol, son responsables de producir un gran volumen de gases. Estos edulcorantes son sustitutos del azúcar y aparecen en muchas bebidas dulces o en gomas de mascar o chicles. La persona con tendencia a sufrir de flatulencias debería disminuir la ingestión de este tipo de producto y comprobar si su nivel de gases disminuye.

– Chicles o gomas de mascar: La costumbre de mascar chicle contribuye a introducir más aire del normal en el intestino.

CONSEJOS A LA HORA DE COMER

Para reducir la formación de gases, a la hora de comer tendríamos que tener en cuenta los siguientes consejos:

– Comer poco a poco y masticar los alimentos adecuadamente: Los alimentos contienen muchas moléculas de aire en su composición. Masticar bien los alimentos ayudará a expulsar este aire antes de que se introduzca en el aparato digestivo. Masticar bien los alimentos ayuda a disgregarlos y facilita que sean digeridos mejor.

– Evitar el estrés en las comidas: A la hora de comer es importante que lo hagamos en un ambiente tranquilo. El estrés determina que introduzcamos el alimento de una manera rápida, sin masticarlo bien, absorbiendo al mismo tiempo mucho aire.

– Evitar sorber mucho aire: Cuando comamos con cuchara dejaremos que esta se introduzca en la boca sin sorber demasiado, para que no entre demasiado aire en la boca. Igualmente, a la hora de beber, es mejor hacerlo a través de un vaso que directamente de una botella. La mejor manera de impedir tragar aire cuando se bebe es hacerlo con una paja.

TRATAMIENTO NATURAL PARA EL FLATO O METEORISMO

FITOTERAPIA (Preparados con plantas para curar el flato)

La función principal de la fitoterapia en el tratamiento de las flatulencias consiste en utilizar aquellas plantas cuya finalidad se traducirá en:

– Plantas carminativas que faciliten la expulsión de los gases.

– Plantas antiinflamatorias que contribuyan a disminuir la inflamación intestinal que acompaña a numerosas enfermedades gastrointestinales.

– Plantas digestivas, que ayuden a digerir mejor los alimentos.

– Plantas antisépticas, que evitan las putrefacciones intestinales responsables de la producción de gases.

– Plantas sedantes y antiespasmódicas, que favorezcan la disminución del estrés reduciendo la deglución involuntaria de aire o los espasmos producidos por un vientre hinchado.

FITOTERAPIA:

.Carminativos (Expulsan el aire corporal)

Angélica, comino, anís, canela (Infusión de la planta seca), Clavo (Infusión de aceite de clavo)

Hinojo (Comido tierno o cocinado)

Laurel (Infusión de un par de hojas en una taza de agua durante 10 minutos. 4 tazas al día)

. Antiespasmódicos (Contra los espasmos intestinales)

Manzanilla, abrotano hembra, menta, melisa, espliego/lavanda Infusión de la planta seca)

. Coleréticos y colagogos (Estimulan la producción y el drenaje de la bilis)

Diente de león, romero, salvia, tomillo, menta, ajenjo (Infusión de  la planta seca.)

Entre todas las plantas podríamos mencionar las siguientes: (Ver estudio concreto de cada planta para posible toxicidad o contraindicaciones)

Manzanilla (Matricaria chamomilla) La manzanilla es digestiva, antiinflamatoria, hepática, biliar, antiespasmódica y carminativa. Por su condición de protector y reparador de la membrana gástrica, es muy adecuada en todas aquellas afecciones en las que esta afectado algún órgano del aparato digestivo. Favorece las digestiones difíciles y ayuda a expulsar los gases del aparato digestivo, de igual manera es interesante en casos de espasmos intestinales. (Infusión de una cucharada de flores secas por taza de agua. Tomar de 2 a 3 tazas por día)

Abrótano: (Santolina chamaecyparyssus) Sus propiedades son similares a la manzanilla, favoreciendo la digestión o en aquellos casos en que haya pesadez, acidez, dolor de estómago, flato, etc. (Infusión de 7 cabezas por taza de agua hirviendo. Dos tazas al día).

Albahaca (Ocimum basilicum) Favorece la digestión y evita los espasmos gástricos, siendo muy útil en los casos de gastritis, de hernia de hiato, de flato, etc. (Infusión de unas puñado de hojas frescas- unos 15 gr. – por litro de agua. Tomar 3 tazas al día después de las comidas)

Anís: (Pimpinella anisum) Constituye uno de los mejores carminativos, capaz de forzar la expulsión del exceso de gases acumulado en el intestino. (Infusión durante 10 minutos de media cucharadita de semillas secas por taza de agua. Beber un par de tazas al día tomando tres o cuatro sorbos de tanto en tanto)

Canela: (Cinnamomum zeylanicum) (Infusión de una cucharada de canela en rama desmenuzada por litro de agua. Beber un par de vasos al día)

Clavo: (Eugenia Caryophyllata) (Infusión de una a tres gotas de esencia de clavo – de venta en farmacias o herboristerías – por vaso de agua caliente. Beber tres vasos al día) (Infusión durante 15 minutos de una cucharada de clavos por litro de agua. Tomar tres vasos al día después de las comidas principales)

Coriandro: (Coriandrum sativum) Además de constituir un buen digestivo, resulta un carminativo muy útil para expulsar los gases del aparato digestivo, evitando las flatulencias y la aerofagia. Infusión de media cucharadita de frutos. Tomar una tacita después de la comida principal en caso de aerofagia. Para expulsar las flatulencias se puede realizar una infusión al 50 % de hinojo y cilantro (Media cucharadita por vaso de agua – Tomar una pequeña taza después de las comidas.)

Hinojo: (Foeniculum vulgar) Favorece la digestión, contribuye a expulsar las flatulencias y abre el apetito (Infusión de 5 gr. de frutos secos por taza de agua. Beber 2 tazas al día) (En caso de inapetencia o anorexia tomar una taza de la infusión media hora antes de las comidas)

Jengibre: (Zingiber officinale) Tradicionalmente el jengibre se ha utilizado para tratar las afecciones intestinales, especialmente en lo que se refiere a problemas digestivos. Parece ser que, al estimular el páncreas, aumenta la producción de encimas que favorecen la digestión y evitan la aparición de una serie de efectos secundarios relacionados con una mala absorción de los mismos. Es su capacidad antibacteriana y su tolerancia los microorganismos necesarios en la flora intestinal (Lactobacillus) la que le permite aumentar la riqueza de esta, eliminando microorganismos perjudiciales, como la Escherichia coli, responsable de la mayor parte de las diarreas, especialmente en los niños, y muchos casos de gastroenteritis. Al eliminar esta bacteria y otros microorganismos parásitos perjudiciales, consigue evitar la aparición de putrefacciones intestinales responsables de hinchazones abdominales y meteorismo. También hay que mencionar la capacidad de los gingeroles contenidos en esta planta para aumentar el peristaltismo intestinal favoreciendo la expulsión de los excrementos. (Tomar cualquier tratamiento de los mencionados anteriormente) (Infusión de media cucharadita de raíz seca por taza de agua. Tomar un par de tazas al día)

Laurel (Laurus nobilis) Aumenta las secreciones y favorece los movimientos peristálticos, por lo que contribuye a favorecer la digestión, ayudando al estómago, al hígado y previniendo la acidez, disminuyendo el flato y los espasmos intestinales. Interviene fundamentalmente en esta función el eugenol, que ejerce funciones carminativas, antiulcéricas y hepatoprotectivas (Infusión de un par de hojas en una taza de agua durante 10 minutos. 4 tazas al día)

Lavanda: (Lavandula officinalis) El nerviosismo estomacal es causante en muchas ocasiones de malas digestiones, espasmos intestinales, calambres en el estómago, etc. El uso de preparados de lavanda puede ayudar a ” asentar el estómago” eliminando muchas manifestaciones negativas en este órgano. También se han probado sus propiedades coleréticas (estimula la producción de la bilis por el hígado) y colagogo (estimula la producción de la bilis por la vesícula biliar), por lo que resulta adecuado en caso de digestiones pesadas por falta de secreciones. De igual manera, las propiedades antisépticas de esta planta son muy adecuadas para inhibir el crecimiento de bacterias intestinales responsables de putrefacciones que hinchan el vientre y producen dolor y gases intestinales. (Infusión durante 10 minutos de una cucharada de flores secas por taza de agua. Tomar 3 tazas al día entre comidas) (En caso de putrefacción y molestias intestinales, tomar una taza de esta infusión inmediatamente después de las comidas principales)

Limón (Citrus limonum) Puede ayudar a combatir el flato producido por las malas digestiones (Tomar a pequeños sorbos el jugo de medio limón diluido en un vaso de agua después de las comidas)

Manzano (Malus domestica) La pectina contenida en la manzana constituye un buen regulador del intestino. Favorece la expulsión de las heces y previene la descomposición de los restos intestinales causantes de flatulencias. (Comer manzanas en abundancia) El vinagre de sidra de manzana ayuda a prevenir la formación de gases intestinales (Mezclar dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana con dos cucharaditas de miel en un vaso de agua. Beber a sorbos después de las comidas)

Melisa (Melisa officinalis) Su función sedante y antiespasmódicas no solamente se limita a nivel de musculatura de los miembros externos. Internamente, las propiedades sedantes de esta planta pueden ser útiles para calmar los espasmos del aparato digestivo al actuar sobre la musculatura de sus órganos, reduciendo las malas digestiones, los dolores abdominales o el flato. (Infusión de una cucharada por vaso de agua durante 15 minutos. 3 o 4 vasos al día entre comidas)

Menta (Mentha x piperita) Su contenido en carvacrol, timol y mentol ayudan a expulsar el exceso de gases en el intestino, (Infusión de 1 cucharada de hojas secas el doble de hojas tiernas en un litro de agua. Tomar un par de tazas al día después de las comidas bien caliente. )

Milenrama (Achillea millefolium) Los flavonoides le otorgan propiedades antiespasmódicas muy útiles en caso de ” espasmos intestinales” mientras que los principios amargos le confieren propiedades digestivas y resultan adecuados para las malas digestiones. (Infusión de media cucharadita de esta planta y media más de manzanilla. 3 tazas diarias)

Perejil (Petroselinum crispum) Favorece la digestión, contribuye a expulsar las flatulencias y abre el apetito. Muy adecuada en espasmos intestinales. (Infusión de una cucharada pequeña de semillas, por taza de agua. 2 tazas al día) (En caso de inapetencia tomar una taza de la infusión media hora antes de las comidas)

Poleo (Menta pulegium) Su contenido en carvacrol, timol y mentol ayudan a expulsar el exceso de gases en el intestino, La mayoría de los terpenos le confieren propiedades antiespasmódicas, mientras que los ácidos rosmarínico y salicílico, junto con el carvacrol, el limoneno y el cineol le otorgan propiedades antiespasmódicas. Todo ello la hace muy interesante en el tratamiento de dolores de estómago producidos por malas digestiones cuando el estómago sufre de retortijones propios de un cólico o un exceso de ventosidades. El uso de esta planta ayuda a calmar este órgano. El poleo tiene la capacidad de estimular el hígado aumentando la secreción de la bilis, lo que la ser utilizado para ayudar a favorecer la digestión producida por un hígado poco trabajador. Sin embargo, esta planta contiene pulegona e isopulegona, dos principios muy tóxicos para el hígado, por lo que esta planta deberá tomarse con prudencia, sin sobrepasar la dosis recomendada y solo de tanto en tanto. Para un uso habitual es mejor recurrir a otras mentas tan eficaces como el poleo y sin la toxicidad de esta. En este sentido sería mejor utilizar habitualmente la menta piperita. (Infusión de 2 cucharadas de hojas secas el doble de hojas tiernas en un litro de agua. Tomar un par de tazas al día. No sobrepasar esta cantidad)

Romero: (Rosmarinus officinalis) Ayuda a superar las afecciones del hígado. Tomado en infusión después de las comidas favorece la digestión y evita la aparición de síntomas propios de una mala digestión como hinchazón, flatulencias, acidez de estómago, etc.

Salvia: (Salvia officinalis) Contra las digestiones pesadas, la diarrea y los vómitos es un buen remedio tomarse tres tazas repartidas a lo largo del día de la infusión de 15 gr. de hojas secas por litro de agua. Esta infusión ayuda a eliminar la acidez o la hinchazón abdominal por lo que resulta adecuada en casos de gastritis, flato o hernia de hiato.

Tomillo: (Thymus vulgaris) Favorece la digestión, evita los espasmos gástricos e intestinales y evita la formación de gases y retenciones pútridas en los intestinos. (Infusión de una cucharadita de sumidades floríferas por taza de agua. Tomar 3 tazas al día después de las comidas) (Maceración de un puñado de flores en un libro de vino blanco. Tomar una copa después de las comidas)

Valeriana: (Valeriana officinalis) Constituye un relajante ideal para el tratamiento de los espasmos intestinales. Ayudara al paciente con hinchazón abdominal a aguantar mejor las molestias y a dormir en mejores condiciones. En uso interno, las propiedades antiinflamatorias y sedantes son validas para el tratamiento de enfermedades como la diverticulitis, la enfermedad de Crohn o la intolerancia al gluten en las que ayuda a relajar los músculos intestinales favoreciendo la disminución de los espasmos (Infusión de una cucharadita de hierba seca por taza de agua. Un par de tazas al día)

SUPLEMENTOS (Vitaminas y minerales para el tratamiento del flato)

Los suplementos pueden servir de ayuda en el tratamiento natural de las flatulencias. Entre los principales suplementos tenemos:

– Vitamina B: La vitamina b ayuda a a producir enzimas que son necesarias en el proceso digestivo. La vitamina B favorece la motilidad intestinal ayudando a expulsar las heces y previniendo retenciones responsables de putrefacciones intestinales. Esta misma vitamina interviene en el metabolismo de las grasas, proteínas e hidratos de carbono por lo que es necesario para implementar los procesos digestivos.

Resulta especialmente interesante para las personas mayores que han perdido la capacidad de digerir los alimentos y para las personas con enfermedades intestinales los cuales absorben peor los alimentos. (Tomar una tableta del complejo B diario)

– Vitamina B5: La vitamina B5 o ácido pantoténico es la que resulta más interesante dentro de este complejo de la vitamina B. Resulta indispensable para la producción de energía y el metabolismo de las grasas, proteínas e hidratos de carbono. También ayuda a combatir el estrés por lo que favorece una deglución de los alimentos más reposada y previene la aerofagia. (Ingestión de una cápsula de 50 mg de ácido pantoténico después de las comidas principales)

– Carbón activado: las cápsulas de carbón activado pueden reducir las flatulencias, aunque hay que tomarlas con prudencia, tendiendo en cuenta que su ingestión puede inhibir la absorción de otros nutrientes necesarios para la salud. Igualmente su uso puede neutralizar la acción de muchos medicamentos. (Tomar una cápsula antes o después de las comidas de acuerdo a las condiciones del prospecto)

– Enzimas vegetales: Pueden resultar indicadas para aquellas personas que tienen poca capacidad para digerir los alimentos.

OTROS RECURSOS NATURALES

Además de una fitoterapia adecuada o el uso de ciertos complementos se pueden utilizar otros recursos en el tratamiento natural de la flatulencia. Entre todos ellos podíamos mencionar:

– Homeopatía: Consultar con un homeópata sobre la utilización de la Nux vómica, el Carbo vegetabilis y la Chamomilla.

– Reflexoterapia: La presión en ciertas zonas del pie, realizada por un especialista en esta disciplina, ayuda a liberar los gases y disminuir el dolor.

– Hidroterapia.

– Acupuntura.

– Ejercicios físicos y masajes: Un ejercicio físico moderado y adecuado ayuda a incrementar los movimientos intestinales y a eliminar los gases almacenados en los pliegues del colon. Por ejemplo:

– Estirarse de espaldas sobre el suelo. Doblar las piernas hacia el pecho y dejarlas reposar de nuevo.

– Sentarse sobre el suelo con las piernas cruzadas y doblar el cuerpo hacia adelante y hacia atrás.

El uso de masajes circulares sobre el abdomen contribuye a la misma finalidad.

– Dieta: Una dieta adecuada combinada con unas normas en la forma de comer resulta la mejor manera de prevenir la aparición de flatulencias.

FUENTE: http://www.botanical-online.com

Anuncios

CANCER


Los cánceres se producen como consecuencia de desregulaciones en los delicados mecanismos moleculares que gobiernan los procesos celulares de diferenciación, crecimiento y multiplicación lo que ocasiona una multiplicación y diseminación celular anormal que después se expresa en forma de invasión tisular y metástasis.

GENES. Los mecanismos que regulan los complejos procesos de la biología celular guardan un delicado equilibrio entre las actuaciones de los factores estimulantes e inhibidores de cada transformación en particular. Y, estos factores, al final están regulados por genes. Por ello, una sobreactivación de factores estimulantes puede ser peligrosa. Es lo que sucede cuando un protooncogén muta y se transforma en un oncogén, que origina una sobreproducción de un factor estimulante. También será peligroso el que deje de actuar un determinado freno o factor inhibidor. Así ocurre cuando mutan ciertos genes supresores de tumores, con lo que deja de producirse un factor inhibidor específico. Un tercer problema genético adicional puede ocurrir cuando nuestras células son incapaces de reparar alteraciones espontáneas o provocadas en nuestros genes, en nuestro ADN, alteraciones que, en condiciones normales, si serían reparadas. Se trataría, pues, de modificaciones genéticas en las maquinarias de reparación del ADN dañado.

Atendiendo a esas posibiliaddes podemos afirmar que los cánceres son enfermedades genéticas. Sin embargo, en sentido estricto no son enfermedades hereditarias, ya que las alteraciones genéticas no suelen ocurrir en las células germinales para que se transmitan a la herencia, sino en las células somáticas de nuestros tejidos.

Esas alteraciones genéticas pueden tener causas muy variadas, desde las de una cierta inestabilidad genética (que puede ser heredable) hasta el efecto de contaminantes ambientales o nutricionales, radiaciones, estrés oxidativo, etcétera. Por ello, dos aproximaciones diferentes serán: la primera, la de prevenir que ocurran los daños; la segunda, la de incentivar su reparación.

DIETA. Por ello, los alimentos, aún los más saludables, en principio, tendrían dificultades para ser considerados como medicamentos anticáncer, en el sentido de que no poseen efectos claros de que puedan actuar sobre los genes responsables de las malignizaciones y repararlos. Sin embargo, la relación entre cáncer y nutrición es muy compleja y estrecha. Y ello es particularmente relevante en la prevención, aunque también los alimentos puedan ser coadyuvantes en el tratamiento. Concretamente, dos reputadas instituciones como son el American Institute for Cancer Research y el World Cancer Research, afirman que entre el 30 y el 40% de todos los cánceres podrían ser evitados con dietas adecuadas, ejercicio apropiado y mantenimiento del peso corporal.

La mayor parte de la gran cantidad de investigaciones realizadas al respecto ha tenido un carácter reduccionista, es decir, se ha estudiado el impacto de un nutriente o alimento particular en la formación, progreso o regresión de algún tipo de tumor en un lugar corporal determinado. Por ello, es especialmente de agradecer el esfuerzo de revisión que un experto en el tema, el doctor Michael S. Donaldson, director de investigación de la americana Halllelujah Acres Foundation, ha realizado y publicado recientemente en la revista Nutrition Journal, con el propósito de mostrar integradamente lo que se sabe sobre los factores individuales nutricionales que contribuyen a aumentar el riesgo de sufrir cánceres así como los que han mostrado tener un efecto protector respecto a ese riesgo, para revisar finalmente las aproximaciones hechas con dietas globales, que pueden ser más útiles y dar una visión más completa respecto a la respuesta de si realmente puede existir una dieta anticáncer y, en caso positivo, en qué consistiría ésta

Vamos a repasar en lo que resta de esta colaboración, siguiendo la descripción del doctor Donaldson y simplificándola todo lo posible, los principales de estos factores. La próxima semana finalizaremos la exposición y expondremos las propuestas más razonables existentes sobre la posibilidad de una dieta global anticáncer.

FACTORES. El primero a tener en cuenta es la cantidad de comida o energía ingerida. La relación es doble: la obesidad favorece la malignidad, mientras que el déficit calórico posee un efecto protector ante el cáncer. Un reciente estudio prospectivo indica que el sobrepeso es el responsable del 14% de todas las muertes por cáncer en hombres y del 20% en mujeres. La obesidad es especialmente favorecedora de las muertes por cánceres de esófago, colon, recto, hígado, vesícula biliar, páncreas, riñón, etcétera. Por otra parte, las dietas CRON (del inglés Calorie Restriction with Optimal Nutrition), con restricción calórica pero nutrición óptima, se basan en reducir las calorías al 70-80% de las necesarias para mantener normalmente el peso corporal, pero consumiendo todas las vitaminas, minerales y otros nutrientes que se necesiten. Con estas dietas, en diferentes animales de experimentación, se ha comprobado una importante reducción, de hasta el 55%, en la aparición de tumores. A este respecto, ello casa con el hecho de que en una investigación realizada sobre mujeres suecas de menos de 40 años hospitalizadas por anorexia nerviosa, la reducción de cánceres de mama respecto a los controles no anoréxicos fue el 23% para las que no habían tenido partos anteriores y del 76% para las mujeres anoréxicas que habían tenido algún parto. Consejo: dietas hipocalóricas, pero equilibradas y suplementadas con vitaminas y minerales.

Respecto a los azúcares, parece establecido que una desregulación de su metabolismo es un factor de riesgo para muy diferentes clases de cáncer. El azúcar refinado, la harina refinada y otros alimentos que contribuyen a la hiperinsulinemia deben estar lo más ausente posibles de una dieta protectora contra el cáncer. Consejo: huir del consumo de azúcares y harinas refinados.

En relación con la fibra, existe una correlación inversa entre ingesta de vegetales, frutas y granos integrales respecto al riesgo de cáncer colorrectal. Consejo: consumir diariamente unos cinco servicios de este tipo de alimentos.

Los datos disponibles de a unas decenas de investigaciones existentes sobre las carnes rojas y las aminas heterocíclicas que ocasionan durante su cocinado, indican la relación entre su consumo y el cáncer colorrectal. Consejo: reducir lo más posible el consumo de carnes rojas.

Ácidos omega. Los ácidos omega-3, de cadena larga poliinsaturados, como el linolénico, eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico acid (DHA) han demostrado, en estudios animales poseer un efecto protector contra el cáncer, mientras que con los omega-6 (linolénico, araquidónico) ocurre lo contrario. Parece ser que el factor protector más importante es el de una elevada relación entre omega 3 y omega 6. El DHA se encuentra en gran proporción en algunas algas y en las semillas de lino. Consejo: conseguir un equilibrio adecuado de ingesta de ácidos omega-3/omega-6

Las semillas de lino poseen una composición excelente no ya solo por su alto contenido en ácidos omega-3 sino por su fibra y sus lignanos. El metabolismo de estos últimos hacen que las semillas de lino tengan un potente efecto protector fitoestrogénico, superior al de la soja. Existen numerosas investigaciones experimentales que demuestras acciones protectoras anticancerosos de los componentes de las semillas de lino in vitro. Consejo: consumir este tipo de semillas u otras parecidas.

(FUENTE: http://servicios.laverdad.es/cienciaysalud/5_5_179.html)

ALIMENTOS CONTRA EL CANCER


FRUTAS, VEGETALES Y VITAMINAS. El que una dieta rica en frutas y vegetales protege contra el cáncer es uno de los mensajes más claros de las investigaciones modernas sobre la nutrición, existiendo centenares de estudios con resultados que avalan la información, respaldada por las organizaciones sanitarias mundiales, de que las dietas con estas características reducen con certeza los cánceres de boca, faringe, esófago, pulmón, estómago, colon y recto, y posiblemente los de laringe, páncreas, mama y vejiga. Más que un componente único milagroso la causa puede radicar en el efecto combinado beneficioso de varios de ellos: compuestos ditiólicos, isotiocianatos, indol-32-carbinol, hexafosfato de inositol, carotenoides, licopeno, isoflavonas, flavonoides, fitoesteroles, moléculas específicas de las especies allium, inhibidores de proteasas, saponinas, luteína, ácido fólico, vitamina C, vitamina D, selenio, vitamina E, y fibras.

Entre los vegetales, las diversas variedades de crucíferas (brécol, coliflor, coles, coles de Bruselas) contienen el anticancerígeno sulforofano, con una concentración especialmente elevada en el brécol. En cuanto a un componente de todas las plantas verdes, la clorofila, se sabe que su derivado clorofilina reduce la incidencia de cáncer hepático por su efecto reductor de los efectos perjudiciales de las aflatoxinas sobre el ADN.

Respecto a diversos elementos y vitaminas, existen evidencias favorables diversas sobre los extraordinarios beneficios del ácido fólico, así como datos respecto a otros efectos positivos de vitaminas del grupo B, vitamina E y vitamina D.

Los expertos recomiendan altas ingestas de frutas y de vegetales, llegando, si es posible, a un servicio diario de crucíferas, así como el suministro, cuando se precise, de los suplementos vitamínicos adecuados.

ANTIOXIDANTES. Es admitido de forma general que el estrés oxidativo es una de las causas principales de los acontecimientos que desencadenan las malignizaciones. De ahí el posible efecto protector que parecen poseer los componentes antioxidantes naturales. Por ejemplo, el selenio es un mineral necesario para la actuación de diversas enzimas antioxidantes así como para intensificar la respuesta inmune. La suplementación con selenio ha mostrado ser especialmente útil contra los cánceres de próstata. De modo natural poseen un alto contenido en selenio los cereales integrales, las nueces de Brasil, las semillas de girasol, la levadura de cerveza, etcétera.

Los carotenos y carotenoides que dan su color a zanahorias y tomates, entre otros productos, son unos eficaces antioxidantes. El alfa-caroteno posee una actividad protectora mucho mayor que su isómero beta-caroteno. La fuente principal de alfa-caroteno son las zanahorias, seguido de las calabazas. El carotenoide licopeno es especialmente abundante en tomates y el mayor número de investigaciones se ha realizado sobre su efecto protector contra el cáncer de próstata.

Otros compuestos oxidantes de tipo flavonoides y derivados se han encontrado en diversas fuentes como té negro, té verde, vino tinto, etcétera, pero al no tratarse de alimentos, en sentido propio, no los comentaremos.

En los últimos años se ha desarrollado enormemente el consumo de prebióticos y aunque las bases teóricas para su efecto protector contra el cáncer, especialmente el de colon, parecen evidentes, sin embargo la relación entre prebióticos y enfermedad es un campo todavía insuficientemente explorado en el que intervienen muchas variantes: cepas de bacterias, tipo de alimentos acompañantes, etcétera.

Otro aspecto interesante es el suministro oral de enzimas para la prevención y tratamiento del cáncer. Las enzimas son proteínas por lo que su ingesta oral, en principio, parecería inútil, ya que serían hidrolizadas a aminoácidos durante la digestión. Hay una evidencia reciente de que existe una circulación enteropancreática de enzimas digestivos, es decir un mecanismo por el que las enzimas digestivas pueden alcanzar la circulación sistémica, absorbiéndose preferentemente en la corriente sanguínea, para reacumularse por el páncreas y usarse de nuevo. Por ello, el suministro oral de enzimas proteolíticos (tripsina, papaína, quimotripsina) para prevenir y curar el cáncer ya está siendo sometido en Europa a un ensayo clínico controlado, tras algunos interesantes resultados previos obtenidos en casos de mieloma múltiple y otros, aunque son necesarias muchas más investigaciones al respecto.

DIETAS ANTICÁNCER. Dado todo lo expuesto hasta ahora es lógico que muchos especialistas consideren la dieta como un medio más, en ocasiones bastante eficaz, para prevenir y tratar el cáncer. En cáncer de mama los estudios con dietas señalan que se pueden alcanzar reducciones del 60% y, en cánceres de colon, hasta un 71% en los hombres. Existe un amplio abanico de dietas postuladas, con diversas variaciones, por lo que, como resumen, podríamos recapitular un decálogo de recomendaciones para una dieta anticáncer:

1. Más bien hipocalórica que con exceso de calorías
2. Una decena de servicios diarios de vegetales (unos 800 g), con participación de crucíferas. Unos 5 servicios de fruta diarios (unos 500 g).
3. Bastante fibra y huir de azúcares y harinas refinadas
4. Consumir la menor cantidad posible de carnes rojas (NOSOTROS DIRECTAMENTE LA EVITAMOS)
5. Contenido bajo en grasas, pero con el suministro de los suficientes ácidos grasos omega esenciales, que deben estar en proporción adecuada y deben proceder de ciertos productos vegetales o de suplementos.
6. Consumir abundantes vegetales verdes (clorofila) y verdes oscuros (ácido fólico)
7. Que la dieta sea rica en antioxidantes y fotoquímicos de frutas y vegetales capaces de proporcionar alfa y beta-carotenos, beta-criptoxantina, vitamina C y vitamina E.
8. Tomar el suficiente sol para fabricar internamente la vitamina D o suplementar con 1000 U/día de esta vitamina
9. Suplementos diarios a considerar: 200 microgramos de selenio, 1000 microgramos de vitamina B12.
10. Consumo de probióticos y, si es necesario, suministro de enzimas proteolíticos orales.

Es admitido que algunas verduras crucíferas, como brócoli, coliflor y col tienen un efecto preventivo sobre el cáncer de mama. Ahora, científicos de la Universidad de California en Santa Bárbara, han aclarado su mecanismo de actuación que está mediado por su contenido en isotiocianatos, concretamente de sulforafano que impide la proliferación de las células tumorales humanas por un mecanismo similar al que permite a los fármacos anticancerígenos taxol y vincristina bloquear en la división celular al sabotear la mitosis.

Más en: http://www.ia.ucsb.edu/pa/display.aspx?pkey=1902

(fuente:http://servicios.laverdad.es/cienciaysalud)

ALIMENTACION


QUE COMER CUANDO HAY COLESTEROL ALTO (fuente:

http://www.saludymedicinas.com.mx)

Un examen de sangre determinará los niveles de colesterol en el vital líquido, tras lo cual el médico implementará medidas para reducir las cantidades elevadas. Parte determinante del tratamiento es la prescripción de medicamentos, siendo las sustancias más empleadas resinas, estatinas y ácido nicotínico; asimismo, pueden utilizarse derivados del ácido líbrico, probucol o terapia de reemplazo hormonal con estrógenos en algunas mujeres mayores a 50 años de edad.

Igualmente, se indicará al paciente aumentar su actividad física, dejar por completo alcohol y tabaco (ambos aumentan las posibilidades de padecer problemas cardiacos) pero, sobre todo, se hará mucho énfasis en el cuidado de la alimentación. Generalmente se pide la colaboración de la familia del afectado, ya que es posible que tengan que modificarse hábitos y horarios de alimentación para poder colaborar con el paciente.

El nutriólogo indicará una dieta estricta, la cual debe ser pobre en grasas saturadas y colesterol, rica en ácidos grasos, fibra vegetal e hidratos de carbono, ¿a qué nos referimos? Estos son los alimentos que debe consumir quien padezca hipercolesterolemia:

Aceites . De oliva y semillas (girasol, maíz o soya).

Bebidas. Agua mineral con o sin gas, tés y jugos de frutas o verduras.

Cereales. Todos, preferentemente integrales, por su alto contenido de fibra.

Condimentos. Albahaca, hinojo, comino, estragón, laurel, tomillo, orégano, perejil, pimienta o pimentón.

Fruta. Debe comer al menos dos piezas al día , de preferencia con piel ó pulpa, procurando incluir un cítrico, como naranja, limón, mandarina, guayaba o fresa.

Frutos. Secos (almendras, avellanas o cacahuates) o desecados (ciruelas y pasas).

Grasas. Mantequilla baja en calorías, margarina 100% vegetal.

Lácteos . Leche, yogurt, queso y requesón bajos en grasa .

Legumbres. Deberán consumirse tres veces por semana.

Verduras. Todas, pero sin mantequilla, crema, queso y otras salsas grasosas.

Debemos eliminar:

Fruta. Coco, fresco o seco.

Grasas. Aceites de coco y palma, cacao (en manteca o polvo) y productos que lo contengan (como chocolate).

Lácteos. Leche entera o condensada, yogurts enriquecidos con crema, quesos grasos y fundidos o para untar y crema líquida.

Pan . Todos los productos de pastelería y repostería; no así los elaborados con materiales integrales.

Al preparar los alimentos evite los platillos excesivamente grasosos, como estofados, fritos o empanizados; en su caso, prefiera asados, a la plancha, parrilla u horno, o hervidos. Está permitido combinar en un mismo plato legumbres y cereales (por ejemplo, garbanzos o lentejas con arroz o pasta con chícharos).

Recuerde no consumir más de dos huevos a la semana y nunca más de una yema al día, así como elegir productos bajos en grasa y colesterol al ir al supermercado, lo cual se puede comprobar leyendo las etiquetas.

Igualmente, procure no consumir platillos precocinados, ya que pueden estar preparados con mucha grasa, y si come fuera de casa elija ensaladas en lugar de fritos o guisados. Para evitar excesiva cantidad de salsa en los platillos se puede pedir que éstas se sirvan aparte, y uno mismo adicionarla.

Finalmente, tenga en cuenta distribuir las comidas en varias tomas a lo largo del día, ya que ello ayuda a que las grasas sean asimiladas más rápidamente.

REMEDIOS CASEROS CONTRA EL COLESTEROL


(Fuentes: http://www.nutricion.pro, entre otros)

Remedios caseros para el reducir el colesterol:

* Cocción de berenjena y alpiste

2 cucharaditas de alpiste

1 berenjena mediana

1 litro de agua

Jugo de 1 limón.

Preparación: Poner el alpiste y la berenjena cortada en el agua, todavía fría. Cocer todo por 20 minutos. Colar y dejar reposar. Tomar medio vaso cada día en ayunas, con jugo de limón. Para que funcione, debe tomarse durante un mes como mínimo y tres como máximo.

* Agua de avena molida

½ vaso de agua

2 cucharadas de avena molida

Preparación: Poner a remojar en el medio vaso de agua las dos cucharadas de avena molida y dejar reposar toda la noche. Al día siguiente tomar la infusión que se formó con el agua. Luego verter más agua y dejar toda la noche reposar y tomar otra vez al día siguiente. Para el tercer día, cambiar la avena.

* Batido anticolesterol

1 manzana

2 rebanas de piña

2 cucharadas de avena

Preparación: Poner en la licuadora la manzana, las rebanadas de piña y 2 cucharadas de avena y tomarlo como desayuno.

Tes que bajan el colesterol

Té de ajonjolí: En la noche deje remojando 1 cucharada de ajonjolí en una taza con agua. En la mañana la licua con una manzana y dos cucharadas de avena. Se toma solo en las mañanas.

Té rojo (Pu-erh): Estudios recientes han comprobado que el té Pu-erh tiene propiedades que bajan el colesterol malo y limpian la sangre.

Té blanco: El té blanco contiene unos antioxidantes llamados catequinas que regulan el colesterol, subiendo el bueno y bajando el malo.

Té de naranja agria: Exprima dos naranjas agrias, les agrega dos dientes de ajo machacados y se lo toma una vez al día.

Té verde: Este té se lo recomendó la doctora a mi mamá para bajar el colesterol. Además, es un preventivo natural de las enfermedades cardíacas.

Trucos caseros que se pueden poner en práctica.

Agua de avena: El agua de avena es muy buena para bajar el colesterol. En un litro de agua, eche 3 cucharadas de avena y deje remojar toda la noche. Al día siguiente bébalo poco a poco durante el día.

Agua de berenjena: Otro buen remedio natural para el colesterol. En dos litros de agua, eche una berenjena partida en cuatro pedazos y hierva por unos cuantos minutos. Bébalo poco a poco durante el día.

Agua de repollo: Un remedio casero fácil de hacer. Ponga la mitad de un repollo en 5 litros de agua a hervir por 20 minutos. Deje enfriar y métalo al refrigerador en un frasco de vidrio. Tómelo durante el día. No sólo le baja el colesterol, le ayuda a adelgazar.

Dos trucos más para bajar el colesterol

Lecitina: Estudios recientes han descubierto que la lecitina baja los niveles de colesterol malo y sube los niveles de colesterol bueno. Puede comprar las cápsulas de lecitina en casi todas las tiendas en el pasillo de vitaminas.

Ácidos grasos Omega 3: Este es otro remedio que puede comprar en cápsulas y que es muy eficaz para disolver el colesterol en las venas y las grasas saturadas.

COLESTEROL ALTO


¿Qué es el colesterol alto? (fuente:http://salud.latino.msn.com)

El colesterol es un tipo de grasa llamado lípido. El cuerpo lo usa para muchas cosas, como crear nuevas células. El hígado produce el colesterol que necesita el organismo. Usted también obtiene colesterol de los alimentos que come.

El cuerpo necesita algo de colesterol. Pero si tiene demasiado, éste empieza a acumularse en las arterias. (Las arterias son los vasos sanguíneos que conducen la sangre desde el corazón hasta el resto del cuerpo.) Esto se llama endurecimiento de las arterias o aterosclerosis. Por lo general es un proceso lento que empeora con la edad.

Para entender lo que sucede, imagine que se forma una obstrucción en el drenaje del lavabo de la cocina. Tal como la acumulación de grasa en el tubo, la acumulación de colesterol estrecha las arterias y dificulta que la sangre fluya por ellas. Eso reduce la cantidad de sangre que llega a los tejidos del cuerpo, en especial al corazón. Esto puede causar problemas graves, como ataque al corazón y ataque cerebral.

Para averiguar cómo se encuentra usted, compare el total de su colesterol con las siguientes cifras:

  • Lo mejor es menos de 200.
  • Casi alto es de 200 a 239. Pero incluso un colesterol casi alto aumenta la posibilidad de tener un ataque al corazón.
  • Alto es 240 o superior.

¿Cuáles son los síntomas?

El colesterol alto no hace que usted se sienta enfermo. Pero si se le acumula en las arterias, puede bloquear el flujo de sangre al corazón o al cerebro y provocar un ataque al corazón o al cerebro.

Para cuando usted descubra que lo tiene alto, es posible que ya le esté obstruyendo las arterias. Por eso es muy importante iniciar el tratamiento aunque usted se sienta bien.

¿Cuáles son los tipos de colesterol?

El colesterol se desplaza por la sangre adherido a una proteína. Este paquete de colesterol (lípido) y proteína se llama lipoproteína. Las lipoproteínas son o de alta densidad o de baja densidad, según cuánta proteína y grasa contengan.

  • Las lipoproteínas de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés) son el colesterol “malo”. Las LDL son básicamente grasa con sólo una pequeña cantidad de proteína. Pueden obstruirle las arterias. Si usted tiene alto el colesterol, su médico querrá reducir las LDL.
  • Las lipoproteínas de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés) son el colesterol “bueno”. Las HDL son más proteína que grasa. Ayudan a limpiar la sangre del colesterol malo para que éste no obstruya las arterias. Un nivel alto de HDL puede protegerle de un ataque al corazón.
  • Los triglicéridos son otro tipo de grasa en la sangre que puede afectar la salud. Si usted tiene un nivel alto de triglicéridos y de LDL, son mayores sus posibilidades de tener un ataque al corazón.

Puede considerar que las HDL son el colesterol “sano” y las LDL, el colesterol “malo”. Y debe recordar que el nivel de lipoproteínas de alta densidad debe ser alto, y el nivel de las de baja intensidad, bajo.

Los expertos han determinado el nivel óptimo de cada tipo de colesterol. Compare sus números con estas cifras deseables:

  • Las LDL deben ser menos de 100. Las LDL aumentan el riesgo de problemas cardíacos, así que mientras más bajas sean, es mejor. Un nivel de 160 o superior es alto.
  • Las HDL deben ser más de 40. Cuando están a más de 60, las HDL ayudan a proteger contra ataques al corazón. Las HDL por debajo de 40 aumentan el riesgo de problemas cardíacos. Mientras más altas sean las HDL mejor. Un número alto de HDL ayuda a compensar un número alto de LDL.
  • Los triglicéridos deben ser menos de 150. Un nivel por arriba de 150 podría aumentar los riesgos de problemas cardíacos.

¿Qué causa el colesterol alto?

Hay muchas cosas que pueden causar un colesterol alto, como:

  • La dieta. Comer demasiadas grasas saturadas y colesterol puede elevar el colesterol. Las grasas saturadas y el colesterol se encuentran en alimentos de origen animal (como res, cerdo, ternera, leche, huevos, mantequilla y queso), muchos alimentos empacados, margarina en barra, grasa hidrogenada vegetal y refrigerios como galletas, galletas saladas y papas fritas.
  • El peso. Tener sobrepeso puede elevar los triglicéridos y reducir las “buenas” HDL.
  • El nivel de actividad. No hacer ejercicio puede elevar las “malas” LDL y reducir las HDL.
  • El estado de salud. Hay enfermedades que pueden elevar el colesterol, como el hipotiroidismo. Fumar puede reducir las HDL.
  • La edad. El colesterol empieza a aumentar después de los 20 años. En los hombres, por lo general se estabiliza después de los 50 años. En las mujeres, permanece relativamente bajo hasta la menopausia. Después de eso, el colesterol se eleva aproximadamente a los mismos niveles que en los hombres.
  • La familia. Algunas personas heredan una enfermedad rara llamada trastorno lípido. Puede causar un colesterol total muy alto, unas HDL muy bajas y triglicéridos altos. Si usted tiene este problema, necesitará empezar un tratamiento a temprana edad.

¿Cómo se diagnostica el colesterol alto?

Los médicos hacen un análisis de sangre para revisar el colesterol.

  • La prueba de colesterol en ayunas (también llamada análisis de lipoproteínas) es la prueba más completa. Mide el colesterol total, las HDL, las LDL y los triglicéridos. Usted no debe comer nada de 9 a 12 horas antes de este examen.
  • Una prueba simple de colesterol mide el colesterol total y las HDL. Sí puede comer antes de esta prueba. Algunos médicos hacen esta prueba primero. Si revela que usted tiene colesterol alto o HDL bajas, entonces usted se hará una prueba de colesterol en ayunas.

¿Cómo se trata?

Los dos tratamientos principales son cambios en el estilo de vida y medicamentos. El objetivo del tratamiento es reducir el colesterol “malo” de las LDL y el riesgo de ataque al corazón. También es necesario elevar el colesterol “bueno” de las HDL. Un nivel alto de HDL ayuda a reducir el riesgo de problemas cardíacos.

Algunos cambios en el estilo de vida son importantes para cualquiera que tenga alto el colesterol. Su médico probable querrá que usted:

  • Siga la dieta de cambios terapéuticos en el estilo de vida (TLC, por sus siglas en inglés). El objetivo es reducir la cantidad de grasas saturadas que usted come. Comer grasas saturadas eleva el colesterol. La dieta TLC le ayuda a aprender a tomar buenas decisiones de alimentación, seleccionando productos bajos en grasa o sin grasa, y grasas benéficas, como las del aceite de oliva y de canola (colza).
  • Baje de peso si es necesario. Bajar tan sólo de 5 a 10 libras (2.3 a 4.5 kg) puede reducir el colesterol y los triglicéridos. Bajar de peso también le ayuda a reducir su presión arterial.
  • Sea más activo. El ejercicio puede elevar sus HDL “buenas” y ayudarle a controlar su peso.
  • Deje de fumar, si usted fuma. Dejar de fumar puede elevar las HDL y mejorar la salud del corazón.

Algunos cambios en el estilo de vida son suficientes por sí mismos. Pero si usted los prueba durante unos meses y no le reducen el colesterol lo suficiente, su médico podría recetarle un medicamento para bajar el colesterol, llamado estatina. También podría necesitar medicamentos para bajar los triglicéridos o elevar las HDL.

Es posible que necesite empezar a tomar medicamentos de inmediato si usted tiene muy alto el colesterol o tiene otro problema que eleve las posibilidades de tener un ataque al corazón. Las personas con gran riesgo de sufrir un ataque al corazón se benefician de tomar dosis altas de estatinas para reducir el colesterol de las LDL tanto como sea posible. Mientras más puedan bajar sus LDL, menos posibilidades tendrán de sufrir un ataque al corazón.1

Es importante tomar los medicamentos tal como el médico se lo indique. Si deja de tomar los medicamentos, su colesterol volverá a aumentar.

Será necesario que se revise el colesterol con regularidad. Los resultados le permitirán saber al médico si le han ayudado los cambios en el estilo de vida o si usted necesita aumentar o cambiar los medicamentos.

ALIMENTACION ESPECIAL


En esta parte del blog van a encontrar  información refierida a la forma de alimentarnos cuando existe un problema de salud.

Estamos convencidos que la buena alimentación hace que nuestro cuerpo funcione mejor, pero por distintas circunstancias, a veces enfermamos, y entonces debemos cuidarnos y alimentarnos de una forma diferente.

Surgio esta inquietud porque familiares de sangre y de la vida, han llegado a nuestras vidas, y no sabiamos que ofrecerles para agasajarlos y entonces buscamos información de la enfermedad y recetas apropiadas para ellas… hemos transcripto alguna de ellas, pero tambien en el blog van a encontrar en el resto de las secciones distintas recetas que se podran realizar…

Esperamos que esta información sirva para algo, a nosotros nos sirvio para preparar comidas para estas personas con necesidades especiales… y ójala que a todos les pueda ser de utilidad.

Sigamos creciendo, a través de la experiencia!

RECETA


RECETAS SALADAS

Budín de vegetales

INGREDIENTES:

2 sobres de gelatina sin sabor (reemplazar por agar agar)

6 cucharadas de vinagre de manzana

1/2 taza de apio cortado en rodajitas

1/2 taza de zanahoria rallada

1/2 taza de tomates cherry cortados en cuartos

1/2 taza de champiñones fileteados

1 cucharada de perejil picado

Sal y pimienta a gusto

PREPARACIÓN:

Hidrata la gelatina en una taza de agua y deja reposar 5 minutos. Luego añade el vinagre de manzana y dos tazas de agua hirviendo, mezcla hasta disolver. Lleva a la nevera por 20 minutos.

Una vez lista añade el resto de los ingredientes y condimenta a gusto. Vuelca en un molde para flanes o budines humedecido previamente con agua fría y deja en la nevera por un mínimo de 12 horas.

Desmolda con cuidado cuando los sirvas para evitar que el budín se rompa.

Calabacines rellenos

INGREDIENTES:

3 calabacines (zapallitos)

100 grs. aproximadamente de requesón desnatado (ricota desnatada)

1 huevo

Queso descremado, cantidad necesaria

Jamón vegetal, cantidad necesaria

3 cucharadas de pan rallado (opcional)

1 cucharadita de pimentón (opcional)

Sal, pimienta a gusto

PREPARACIÓN:

Corta los calabacines bien por la mitad para conseguir partes iguales y ahuécalos con la ayuda de una cuchara.

Pica la pulpa y colócala en un recipiente, añade el requesón, el huevo, el queso y el jamón vegetal, condimenta a gusto y mezcla bien.

Rellena los calabacines con la preparación anterior, espolvorea con el pan rallado y luego con el pimentón; calienta una sartén tapada a fuego bastante fuerte hasta que haya adquirido temperatura, luego lubrica la superficie y colócalos uno a uno.

Cocina a fuego bajo (corona) hasta que estén tiernos y sirve acompañados de verduras grilladas.

Bocaditos de garbanzos

INGREDIENTES:

¼ de repollo blanco picado

1 cucharada de jengibre pica

500 gr de garbanzos cocidos

1 huevo

1 cucharada de avena

2 cucharadas de perejil picado

Sal y pimienta a gusto

PREPARACIÓN:

En una olla con media taza de agua, cocina los el repollo blanco picado con el jengibre por 8 minutos, a fuego moderado y olla tapada.

En la licuadora procesa los garbanzos previamente cocidos en agua y añade el huevo, la avena, el perejil, y la preparación de repollo con jengibre. Condimenta con sal y pimienta. Para cuando tengas una pasta homogénea.

Divide la pasta en 12 porciones y forma bolitas con ellas. En una sartén con un poco de rocío vegetal (o en el horno en una placa humedecida con rocío vegetal o un poco de aceite) ve poniendo las bolas de garbanzo y cocina de cada lado, hasta que estén doradas, por 3 o 4 minutos de cada lado.

PASTEL DE ZAPALLO

INGREDIENTES:
– 2 kg. de zapallo anco.
– 700 grs. soja texturizada hidratada

– 2 tazas de repollo blanco picado.
– 1/2 morrón.
– 3 huevos duros.
– salsa de soja, aceite, sal, pimienta, orégano, pimentón dulce y jengibre a gusto.

PREPARACIÓN:
1) Hervir el zapallo, escurrirlo y hacer un puré.
2) Rehogar el repollo y el morrón en aceite, luego incorporar la soja texturizada hidratada, cocinar por un momento y condimentar con salsa de soja y el resto de las especies antes indicadas, y las que sean de su agrado.
3) Colocar la mezcla anterior en una asadera para horno, agregar el huevo duro picado y luego cubrir con el puré. Calentar en horno. Servir.

TOMATE SORPRESA

INGREDIENTES:
– 1 tomate grande y redondo.
– 1 huevo.
– 1 cuchara (café) de repollo blanco picado y rehogado.
– 1 cuchara (café) de queso rallado.
– 1 cuchara (café) de jamón vegetal picado.
– sal y aceite.

ELABORACIÓN:
1) Se le corta un redondel al tomate en la parte superior y se vacía algo de pulpa.
2) Se coloca en un plato refractario y hornea a fuego moderado, durante 7 minutos.
3) Se saca, se sazona con sal, se pone en el fondo el jamón vegetal picado, se casca un huevo en el interior, se espolvorea con el repollo y el queso y se vuelve a introducir en el horno hasta que el huevo se cuaje y se gratine ligeramente el queso.

PASTEL ARREPOLLADO

INGREDIENTES:
MASA

– 2 tazas de harina.
– 1 pizca de sal.
– 50 grs. de manteca.
– 1 cdta de levadura de cerveza.
– leche, cantidad necesaria para formar la masa.

RELLENO:
– 2 tazas grandes de repollo blanco picado..
– 2 cucharadas de manteca Se ponen a rehogar unos minutos, se retiran y se agregan.
– 2 cucharadas de pan rallado.
– 2 cucharadas de queso rallado.
– 2 huevos.
– sal, pimienta, nuez moscada.
– 1 cucharada de tomillo.
– 1 cucharada de orégano.

PREPARACIÓN:
1) Poner en una taza la levadura con 1/4 taza de agua tibia, 1 cdta. de azúcar y 1 cucharada de harina.
2) Revolver bien y dejar durante 10′ o hasta que espume en un lugar cálido. Aparte en un bol poner la harina y la sal.
3) Agregar la manteca blanda e ir incorporando la harina, trabajándola con las manos.
Incorporar la levadura ya levada y la leche tibia necesaria como para formar una masa bien tierna.
4) Amasar intensamente durante 5 minutos o hasta que la masa no se pegue en la mesada y dejar levar en un bols enharinado cubierto con un paño. Una vez levada la masa, se extiende con el palote lo más fina posible.
5) Se cortan rectángulos se pone un poco de relleno en una de las mitades, se mojan con agua todos los bordes y se doblan ajustándolos con los dedos.
6) Se fríen en abundante aceite caliente, no hirviendo, para que puedan inflarse bien sin quemarse.

7) Una vez dorados se retiran y se ponen sobre un papel absorbente. Se sirven bien calientes.

BUDINCITO DE VERDURAS CON TRIGO BURGOL AL AZAFRAN

INGREDIENTES

Zanahorias 3

Chauchas ¼ kg.

Zapallitos 4

Huevos 3

Leche 1 taza

Queso rallado 3 cdas

Mozzarrella en fetas 8

Jengibre y perejil a gusto

Albahaca a gusto

Sal y pimienta

1 taza de trigo burgol

2 ½ tazas de agua

1 caldito de verduras (sin grasa) y azafrán

PREPARACION

Lavar los y cortar en fetas zapallitos. Pelas las zanahorias y cortarlas en tiras; cocinarlas y en agua con sal, reservar.

Limpiar las chauchas y cocinarlas .Reservar.

En un bol mezclar los huevos, la leche, el queso rallado, el ajo, el perejil y la albahaca. Salpimentar y reservar.

Forrar con papel de aluminio un molde para budín inglés. Cubrir con las fetas de los zapallitos la base; cubrir con un cucharón de la mezcla de huevos y leche preparada anteriormente y colocar 4 fetas de la mozzarrella. Repetir la operación anterior pero ahora con una capa de zanahorias, volver a cubrir con un cucharón de la mezcla e intercalar la mozzarrella restante. Colocar las chauchas y terminar cubriendo con el resto de mezcla de huevos para ligar la preparación.

Tapar con papel de aluminio. Hornear en horno caliente y precalentado hasta que esté firme.

Retirar del horno, dejar entibiar y desmoldar.

Servir cortada en tajadas gruesas, acompañado con trigo burgol hervido en las 2 ½ tazas agua con el caldito y azafrán.

MILANESAS DE MIJO Y RICOTA

INGREDIENTES

1 taza de mijo pelado

200 gr. de ricota magra

1 paquete de acelga

1 clara y 1 huevo

2 cucharadas de avena o pan rallado

Sal

1 cubito para saborizar de hierbas

1 cubito para saborizar de verdeo y crema

¼ cucharadita de comino

Film auto adherente

Rocío vegetal

Rodajas de tomate o puré de tomate.

Fetas de mozzarrella.

PREPARACION

Hervir el mijo pelado en abundante agua  por unos minutos, colarlo y dejarlo enfriar.

Lavar bien y cocinar la acelga en una cacerola tapada y con 3 o 4 cucharadas de agua

Para que no se pegue en el fondo. Dejar enfriar.  Reservar.

Disolver los cubitos para saborizar en una cucharada de agua caliente.  Reservar.

Una vez fríos todos los ingredientes picar la acelga y colocarla en un bowl grande, agregarle el mijo, la ricota, los cubitos disueltos, la clara y el pan rallado, el comino y la sal.  Hacer una mezcla homogénea revolviendo con cuchara de madera hasta que esté bien unida. (Casi una masa).

Colocar la preparación sobre un trozo de film y enrollarlo, (haciendo un bastón con la preparación y envuelto con el film).  Colocar en el freezer hasta que tome consistencia (o frezarlo hasta que se decida usar.  Alcanza con retirarlo media hora antes de utilizar).

Una vez que haya tomado consistencia por el frío, retirarlo, cortarlo en rodajas y pasarlo por el huevo batido y el pan rallado (a modo de milanesa)

Colocar en una asadera previamente rociada con rocío vegetal y cocinar en horno fuerte por unos minutos hasta que comience a dorarse.  Dar vuelta y  cubrir las milanesitas con el puré de tomates y las fetas de mozzarrella o colocar una rodaja de tomate en lugar del puré y luego la mozzarrella.

Dejar calentar y servir.

Paella de Verduras porteña

INGREDIENTES

1 cucharada de aceite de oliva o rocío vegetal.

1 zapallito verde o zucchini

2 rodajas de zapallo anco de 2 cm. De grosor

2 zanahorias chicas

1 taza grande de repollo blanco picado

1 morón rojo

1 taza de arroz integral.

2 cucharadas de queso rallado grueso (con el rallador de zanahoria)

1 cubo de caldito (que no contenga grasa)

1 cubo de caldito sabor oliva y albahaca

PREPARACIÓN

Cortar en trozos pequeños las verduras y rehogarlas en una cacerolita con una cucharada de aceite de oliva o rocío vegetal (para dietas restringidas en grasas rehogar con una cucharada de agua).

Agregar los cubitos de caldo y la taza de arroz junto con 2 tazas y media de agua fría.

Dejar cocinar destapado hasta que el arroz esté a punto.

Servir espolvoreado con el queso rallado.

Nota: Puede enriquecerse agregando al momento de servir cubitos de muzzarella o queso port salut Light.

Verduritas enrejadas

Ingredientes: Calabacín – Puerro – Pimiento rojo – Zanahoria – Setas shitake – Jengibre – Tomate natural – Tomate triturado – Sal – Aceite de oliva – Cayena molida (opcional) – Queso parmesano – Masa de hojaldre.

Preparación: Picamos todas las verduras finitas y troceamos las setas. En una sartén echamos un chorrito de aceite de oliva, cuando esté caliente pero sin humear ponemos las verduras a sofreír y añadimos las setas, salamos. Cuando esté el conjunto bien rehogadito añadimos el tomate natural y lo dejamos cocinar a fuego suave. Finalmente añadimos un par de cucharadas de tomate triturado de bote y una pizquita de cayena molida, dejamos que termine de cocinar y apagamos para que enfríe. Extendemos la masa de hojaldre sobre una mesa y con el rodillo la alisamos, la cortamos en dos rectángulos y ponemos una parte sobre una bandeja de horno (previamente untada), le echamos por encima el pisto de las verduras y colocamos la otra parte del rectángulo cortado a modo de rejas. Unimos los dos rectángulos por todo el borde y pincelamos la masa por encima con un poco de agua. Metemos en el horno caliente durante veinte minutos más o menos. En los últimos cinco minutos le espolvoreamos parmesano por encima y dejamos que se dore. El resultado final es como un pastel salado relleno de verduritas (las cuales podéis cambiar o poner las que más os gusten).

BERENJENAS RELLENAS DE ARROZ INTEGRAL

INGREDIENTES:
4 berenjenas medianas
250 g. de champiñones (o cualquier tipo de setas)
2 tazas de repollo blanco picado

80 g. de nueces peladas o piñones
1 taza de arroz integral
2 tazas y media de agua o caldo vegetal
Salsa de tomate
80 gramos de queso rallado
Aceite de oliva
Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:
Cocer el arroz integral con el agua o caldo. Dependiendo de las variedades, puede tardar más o menos (sobre 40-45 minutos). Escurrirlo, y reservar.
Cortar las berenjenas a lo largo en dos mitades. Cocerlas en el microondas, en una fuente de cristal y envueltas en film transparente, durante 8-10 minutos. Dejarlas enfriar un poco y vaciar la pulpa con una cucharita. Picar la pulpa en cubitos, y reservar.
Lavar bien los champiñones, secarlos, y picarlos en cuadraditos.
Rehogar el repollo a fuego suave. Cuando estén cocidos, añadir los champiñones y la pulpa de la berenjena, y rehogar unos 10 minutos. Añadir después la salsa de tomate, y sazonar.
Una vez hecho el sofrito, mezclar con el arroz y las nueces picadas o los piñones. Añadir el queso, y mezclar bien.
Rellenar las berenjenas, colocar en una bandeja de horno, y gratinar unos 10 minutos.

Ñoquis de Zanahoria

Ingredientes:
• 2 tazas de arroz integral cocido,
• 2 zanahorias cocidas al vapor,
• Harina integral,
• 1 taza de sémola ,
• Sal marina y pimienta.

Elaboración
Procesar el arroz cocido hasta formar un puré. Repetir la operación con las zanahorias. Juntar ambas preparaciones y formar un puré al que se le agregará la sémola y luego, la harina integral hasta llegar a una consistencia que permita hacer tiritas. Rolar las mismas sobre la mesada enharinada formando bastoncitos.

Cortar los bastoncitos obteniendo los ñoquis y colocarlos en una bandeja espolvoreada. Hervir los ñoquis (hacerlo en dos etapas para evitar pegotes). Las salsas pueden ser variadísimas, por ejemplo una salsa de tomate natural o una salsa de pesto, en fin se pueden experimentar con diferentes opciones.

Otra posibilidad es espolvorear por arriba con queso de soja. Para ello, procesar un trozo de tofu y saltearlo con salsa de soja en sartén bien caliente. Se va a ir secando y tendrá un exquisito aroma. Salpimentar a gusto.
Servir los ñoquis en una fuente y cubrir con la salsa deseada.

Pizza Verde

Ingredientes:

• Espinaca 100 gr.

• Brócoli 100 gr.

• 1 huevo

• 50 gr. de queso descremado

• 30 gr. tomate

• Orégano, pimienta, jengibre.

Elaboración:

1-Cocinar las espinacas y el brócoli, picar y escurrir.

2-Procesar las verduras con el huevo y colocar la preparación en una pizzera rociada con aceite vegetal y hornear.

3-Condimentar el puré de tomates con las especies antes indicadas.

4-Cubrir la pizzeta con salsa y el queso cortado y llevarla al horno hasta que se funda el queso

MAYONESA DE ZANAHORIAS

Ingredientes:

• 4 huevos
• 2 zanahoria cocida
• 2 cucharadas de jugo de limón
• 50 cc de cocción de la zanahoria
pimienta.

Elaboración
1-Cortar las zanahorias en cubo y licuar o procesarlas con el resto de los ingredientes.
2- Pimentar a gusto.

ÑOQUIS DE RICOTA AL FILETO     (Rinde 4 porciones)

PARA LOS ÑOQUIS:
Ricota descremada 100 gr.
2 huevos
100 gr. de harina

PARA LA SALSA:
Puré de tomates
1 cucharada de aceite de oliva
orégano, jengibre.

PREPARACIÓN:
1-Hacer una corona con la harina, incorporar el huevo y la ricota.

2-.Mezclar con los dedos hasta formar una masa suave.

3-Hacer bastones y marcarlos con un tenedor.

4-Hervirlos y colarlos.

5-Servirlos con una salsa de tomates.

GRATEN DE ARROZ Y ESPINACAS (Rinde 6 porciones)

INGREDIENTES
1 taza de arroz lavado
1 cucharada de aceite de oliva
4 tazas de repollo blanco picado
500 cc de caldo de verdura
250 gr. de espinaca congelada o fresca el equivalente
4 zanahorias cocidas
1 taza de salsa blanca dietética
100 gr. de queso por salut descremado
2 cucharadas de albahaca
pimienta a gusto.

PREPARACIÓN:
1-Rociar una cacerola con spray vegetal y verter ½ taza de caldo de verduras. Calentar a fuego mínimo.
2-Agregar el repollo blanco cocinar hasta que estos estén trasparentes.
3-Adicionar la taza de arroz, verter el caldo restante y las espinacas, pimentar a gusto y cocinar durante 15 minutos aproximadamente a olla destapada.
4-Rallar las zanahorias (previamente cocidas) y conjuntamente con la albahaca añadirlo al arroz.
5-Cuando esta listo el arroz, volcar la preparación en una fuente rociada con spray vegetal, emparejar y cubrir con salsa blanca.
6-Rallar el queso por salut descremado en la superficie, gratinar a horno bien caliente 10 minutos y servir bien caliente.

RECETAS DULCES

TARTA DE HOJALDRE

• 90 grs. de mermelada light de frambuesa (sin azúcar ni fructosa),
• 200 grs. de hojaldre,
• 300 grs. de requesón,
• 1 huevo,
• 1 yogurt desnatado,
• 3 cucharaditas de edulcorante líquido para la crema,
• 2 tacitas de agua.

Elaboración
Para la base, hay que extender el hojaldre y colocarlo en el recipiente para horno. Podemos pincharlo con un tenedor para que no aumente mucho de volumen al hornear. Meterlo al horno a 200º hasta que esté dorado. Sacar y dejar enfriar. Después, para el relleno, mezclar en un bol el requesón, el yogurt, un huevo y tres cucharaditas de edulcorante. Verter el resultado sobre la base de la tarta e introducir en el horno a 180º nuevamente durante 10 minutos.
Para la cobertura, mezclar la mermelada, el agua y una cucharadita rasa de harina de maíz. Colocar en un fuego suave y llevarlo a ebullición sin dejar de remover. Retirar cuando se haya evaporado parte del agua y dejar templar. Cuando esté templado verter sobre la tarta. Hay que tener cuidado con el colesterol pues aporta 9,2 grs. por cada 9 calorías, es decir 82,8 calorías en grasa.

TARTA DULCE DE MANZANAS

INGREDIENTES

Para la tarta
• 1 taza de harina,
• ½ cucharada de nuez moscada molida,
• ½ cucharada de canela molida,
• sal,
• 1 pizca de azúcar,
• 3 cucharadas de manteca,
• 1 huevo,
• 2 cucharadas de leche desnatada,
• 2 manzanas grandes para hornear, con el interior limpio y troceadas,

Para la cobertura
• 1 pizca de azúcar (si es más estricta la dieta usar edulcorante en polvo)
• 1 pizca de canela molida.

PREPARACION
En un tazón mediano, mezclar la harina, la nuez moscada, la canela y la sal. En otro tazón diferente, batir el azúcar y la margarina hasta que esté espumosa; agregar acto seguido el huevo y la leche y batir un minuto a velocidad media. El siguiente paso será agregar la mezcla del primer tazón a la del segundo poco a poco en tres momentos y, con una cuchara grande, ir uniendo las manzanas colocándolas bien. Después, verter despacio la mezcla resultante en el un recipiente rectangular y hondo, untando previamente con aceite. Añadir la pizca de azúcar o edulcorante en polvo y de canela de la cobertura y meter en el horno, que deberá estar ya caliente. El tiempo aproximado es de 45 minutos pero podemos ir observando la evolución hasta que los bordes se vayan dorando.

BAVAROIS DE FRESA

INGREDIENTES:

• 250 ml. de leche desnatada,
• 2 yemas de huevo,
• 150 grs. de fresas,
• 15 grs. de gelatina (o su equivalente en agar-agar),
• 15 grs. de harina de maíz,
• 150 grs. de nata líquida,
• edulcorante al gusto.

ELABORACIÓN
Poner la gelatina en agua unos 10 minutos antes. Pasar las fresas por una batidora. Disolver la harina de maíz con tres cucharadas de leche y añadir las yemas, disolviéndolas también. Poner en una cacerola la leche con la mitad del edulcorante a hervir. Cuando se hierve se añade despacio, sin dejar de remover, la mezcla de harina de maíz con las yemas y se sigue removiendo hasta que vuelva a hervir. Incorporar la gelatina escurrida y retirar, colar y remover un poco hasta que se enfríe. Cuando esté frío se incorpora el puré de fresas y la nata batida con el resto del edulcorante. Este postre aporta unas 230 kcal. por ración frente a 20 grs. de grasa y 9 grs. de hidratos de carbono.

MOUSSE DE LIMON

INGREDIENTES:

• 200 gr. de postre sabor vainilla diet
• 10 gr. de gelatina sin sabor (o agar-agar)
• jugo de 1 limón
• 1 clara de huevo
• 2esencia de limón a gusto.

ELABORACIÓN:
1-Preparar el postre diet según las indicaciones de la caja.
2-Agregarle al postre la gelatina diluida en agua, el jugo de limón y la esencia de un limón.
3-Aparte batir la clara hasta que quede a punto nieve y agregar a la preparación anterior con movimientos envolventes.
4-Colocar en moldes individuales y dejar enfriar

GALLETAS INTEGRALES DE NARANJA

INGREDIENTES

• 200 grs. de harina integral,
• 70 grs. de copos de salvado,
• 2 cucharaditas de levadura,
• la piel de una naranja finamente rallada,
• un pellizco de sal,
• 60 grs. de manteca,
• 70 grs. de puré de patata,
• edulcorante líquido,
• 1 huevo,
• 3 cucharadas de zumo de naranja,
• 1 cucharadita de manteca.

PREPARACION
Calentar el horno a 180º C previamente. Mezclar la harina, el salvado, la levadura, la ralladura de naranja y la sal. Echar la manteca en trocitos y trabajar la masa hasta que parezca pan rallado fino. Echar el edulcorante al puré de patatas y añadirlo todo a la mezcla. Batir todo junto con el huevo y el zumo de naranja hasta obtener una pasta firme. Estirar sobre una tabla enharinada hasta que quede una masa delgada Cortar en círculos o cuadrados de 5 cm. aproximadamente. Ponerlos sobre placa para horno engrasada y hornear durante 15-20 minutos, hasta que estén crujientes, pero no tostadas. Dejar enfriar sobre una rejilla y guardar en un recipiente hermético. Hay que tener cuidado con la ingesta de una cantidad demasiado elevada de estas galletitas pues son 50 kcal., 2 grs. de grasas y 10 grs. de hidratos por cada una.

QUE ES LA DIABETES


QUE ES LA DIABETES

(Fuente: http://www.endocrinologist.com)

La diabetes es un desorden del metabolismo, el proceso que convierte el alimento que ingerimos en energía. La insulina es el factor más importante en este proceso. Durante la digestión se descomponen los alimentos para crear glucosa, la mayor fuente de combustible para el cuerpo. Esta glucosa pasa a la sangre, donde la insulina le permite entrar en las células. (La insulina es una hormona segregada por el páncreas, una glándula grande que se encuentra detrás del estómago).

En personas con diabetes, una de dos componentes de este sistema falla: el páncreas no produce, o produce poca insulina (Tipo I); las células del cuerpo no responden a la insulina que se produce (Tipo II).

 

Tipos de Diabetes

Hay dos tipos principales de diabetes. Al tipo I, dependiente de la insulina, a veces se le llama diabetes juvenil, porque normalmente comienza durante la infancia (aunque también puede ocurrir en adultos). Como el cuerpo no produce insulina, personas con diabetes del tipo I deben inyectarse insulina para poder vivir. Menos del 10% de los afectados por la diabetes padecen el tipo I.

En el tipo II, que surge en adultos, el cuerpo sí produce insulina, pero, o bien, no produce suficiente, o no puede aprovechar la que produce. La insulina no puede escoltar a la glucosa al interior de las células. El tipo II suele ocurrir principalmente en personas a partir de los cuarenta años de edad.

La importancia de un buen control de la diabetes

Este defecto de la insulina provoca que la glucosa se concentre en la sangre, de forma que el cuerpo se ve privado de su principal fuente de energía. Además los altos niveles de glucosa en la sangre pueden dañar los vasos sanguíneos, los riñones y los nervios.

No existe una cura para la diabetes. Por lo tanto, el método de cuidar su salud para personas afectadas por este desorden, es controlarlo: mantener los niveles de glucosa en la sangre lo más cercanos posibles los normales. Un buen control puede ayudar enormemente a la prevención de complicaciones de la diabetes relacionadas al corazón y el sistema circulatorio, los ojos, riñones y nervios.

Un buen control de los niveles de azúcar es posible mediante las siguientes medidas básicas: una dieta planificada, actividad física, toma correcta de medicamentos, y chequeos frecuentes del nivel de azúcar en la sangre.

DIETA PARA DIABÉTICOS (fuente: info@alimentacion-sana.com.ar)

La insulina ayuda a regular el nivel de azúcar o glucosa en la sangre. Una persona con diabetes no produce, o produce muy pocas cantidades de insulina para el cuerpo. El saber cuidarse en tal condición ayuda a prevenir complicaciones debidas a la diabetes. Esto puede incluir pobre circulación de sangre, entrar en coma, o hasta la pérdida de las piernas (la amputación).

El cuidado de la condición diabética incluye comer ciertos alimentos, particularmente las comidas altas en carbohidratos, o almidones, regularmente y en cantidades adecuadas. Esto previene que el nivel de azúcar en la sangre se ponga muy baja (hipoglucemia) o muy alta (hiperglicemia). Ambas condiciones (hipoglicemia o hiperglicemia) pueden ser peligrosas.

Una clave para el buen cuidado de la condición diabética es comer a la misma hora (regularmente), especialmente si el individuo usa insulina. Si usted usa insulina y no come regularmente estará tomando un riesgo de hipoglicemia. Esto puede causar mareos y puede complicarse con desmayos y hasta entrar en coma.

Además de comer a horas fijas, es importante comer la cantidad adecuada de carbohidratos. Si no come suficiente, tendrá síntomas de hipoglicemia. Si come demasiados carbohidratos tendrá síntomas de hiperglicemia. Estos síntomas se parecen a los de hipoglicemia, o sea, incluyen mareos, desmayos, y en extremo, coma.

No es difícil planificar un plan de comidas de buen sabor, que sea apetecible, y favorable a su condición. Primero, averigüe la cantidad de carbohidratos que debe comer en cada comida, y para las meriendas asegúrese de saber y cumplir con las horas en que debe comer.

Identifique los carbohidratos que puede sustituir o usar y las cantidades. Por ejemplo, si el plan sugiere tres (3) porciones de carbohidratos para la cena, puede comer:

1 taza de arroz, o

11/2 taza de pasta, o

2/3 taza de arroz con 1/3 taza de frijoles, o

1/3 taza de arroz, 1/3 taza de frijoles, y una rebanada de pan, o dos tortillas y 1/3 taza de frijoles.

No se olvide añadir especias como pimiento, culantro (cilantro), o pique (chile) para darle su sabor favorito a estas comidas. ¡Recuérdese, usted puede planificar su plan de alimentación para que esta sea nutritiva y deliciosa!

Toda sobrealimentación es perjudicial. Son nocivas las preocupaciones, la escasez de movimiento o una actividad corporal extenuante. Cualquier régimen dietético para la diabetes debe ser prescrito por el medico.

En la alimentación, es muy peligrosa la presencia de productos a base de hidratos de carbono (azúcares y sustancias farináceas). En lugar del azúcar pueden emplearse edulcorantes sintéticos (sacarina).

Un defecto en el aporte calórico es preferible a un exceso, especialmente si el diabético es obeso.

El azúcar, pasteles, golosinas, comidas dulces, miel, jaleas, mermeladas, patatas, harina, sémola, vino dulce ni licores. Se recomienda la sal especial de régimen en lugar de la sal común.

CUANTO ESTA PERMITIDO

Sólo están permitidas las cantidades de hidratos de carbono determinadas por el medico.

En la comida deben evitarse las salsas, la harina y las sustancias grasas. Son muy beneficiosas las sustancias alimenticias con rico poder vitamínico (B1 y C).

En lugar de grasa animal se recomienda aceite vegetal (aceite de oliva) para cocinar –

dieta mediterránea -.

LO NORMAL

250 gr. de hidratos de carbono, 60 gr. de grasa y 80 gr. de proteínas.

Lo que puede ser por ejemplo:

Hidratos de carbono: 200 gr. de pan blanco o integral; 200 gr. de patata cocida.

Proteínas: 30 gr. de queso y un huevo.

Grasas: 60 gr. de mantequilla o de grasa de origen vegetal.

Que hacer con las bebidas?

Están permitidas: el agua mineral, café, té

ALGUNOS CONSEJOS

Comer diariamente ensalada, especialmente lechuga y pepinos frescos, con vinagre y verduras frescas. Otros alimentos permitidos son la calabaza, pomelos, setas recientes, espárragos, tomates, judías verdes, berros, puerros, col, espinacas y acelgas.

La curación a través de la dieta macrobiótica

El tratamiento de la hipertensión con la dieta macrobiótica no sólo se limita a mejorar los síntomas y prevenirlos sino que erradica las causas de dicho padecimiento.

La hipertensión puede estar provocada por el consumo excesivo de azúcar y harinas refinadas, aceites, lácteos, frutas, bebidas alcohólicas y líquidos en exceso. Estos alimentos producen elevación de la presión sanguínea puesto que en el aparato digestivo son descompuestos en glucosa y almacenados en el hígado como glicógeno. Cuando el glicógeno excede la capacidad de almacenamiento en el hígado, se libera al flujo sanguíneo en forma de ácidos grasos o triglicéridos. Estos se estacionan primero en los lugares más inactivos del cuerpo, tales como nalgas, muslos, abdomen y caderas. Luego, al ir saturándose estas áreas, el exceso de ácido graso es atraído por órganos más profundos como el corazón y los riñones que gradualmente se recubren de grasa y mucosidad. Esta acumulación afecta también los tejidos internos lo que provoca debilitamiento funcional de los órganos y pérdida de elasticidad de los vasos sanguíneos causando una disminución de la presión diastólica (mínima).

Los ácidos grasos contenidos en la sangre se adhieren al plasma y a los glóbulos rojos y los vuelven viscosos. En condiciones normales, los glóbulos rojos se doblan y se pliegan para poder pasar a través de los diminutos capilares pero, si los glóbulos rojos están cubiertos de grasa, se pegan entre sí, se agruman y tapan los capilares privando a las células de oxígeno lo que hace que aumente la presión diastólica (mínima) y sistólica (máxima).

La ingestión de los alimentos descriptos al principio, a los que llamaremos, extremadamente yin, también afecta al sistema nervioso simpático. La estimulación de estos nervios, cuyas terminaciones se extienden desde los ganglios del pecho hasta los vasos sanguíneos del estómago, hígado, riñones y otros órganos vitales, segregan hormonas que producen la elevación de la presión diastólica.

Como contraparte, el consumo excesivo de alimentos como huevos, quesos duros, y otros alimentos de alto contenido de colesterol y grasas saturadas, a los que llamaremos extremadamente yang, contrae las arteriolas, que son pequeños vasos que conectan las arterias con los capilares. Esto provoca estrechamiento, engrosamiento u obstrucción de las paredes arteriales, resultando una disminución del poder de contracción de las arterias, lo que aumenta la resistencia al flujo de sangre en los capilares. Así es que forzosamente aumenta la presión diastólica, causando a su vez un aumento en la presión sistólica para compensar.

Si se persiste en consumir alimentos yang, se irán endureciendo con el tiempo, la aorta y las grandes arterias, incluyendo las arterias del corazón. Al irse poniendo rígidas, pierden su flexibilidad normal y no pueden distenderse cuando la sangre es eyectada desde el corazón. Para compensar aumenta la presión sistólica contra las paredes de la arteria. Cuando hay este tipo de hipertensión las arterias pierden la capacidad de contraerse con cada latido y entonces disminuye la presión diastólica.

Esta forma de hipertensión se observa comúnmente en personas de mediana edad y ancianos. El endurecimiento tiende a comenzar en los vasos periféricos y a lo largo de los años se extiende a los vasos sanguíneos más centrales y hacia el mismo corazón.

Por eso es importante mantener el sistema circulatorio en buena condición aunque cuando los síntomas se presentan o la enfermedad ya está declarada como tal, recurriendo a la dieta macrobiótica se puede mejorar y hasta curar completamente.

Siguiendo estas recomendaciones dietéticas se puede empezar a mejorar la condición general del organismo:

Conservar una alimentación equilibrada, en lo posible absteniéndose de consumir lácteos, dulces y moderando la cantidad de sal (marina) y en los casos agudos, por un tiempo, nada de esto hasta que mejoren los síntomas

Cereales integrales 50 ó 60%

Arroz integral, cebada, trigo, maíz (a veces), mijo, sarraceno, avena, centeno (ocasionalmente), Pan y farináceos (mínimo) Fideos y pastas (ocasionalmente)

Sopas 1 ó 2 bols diarios

Sabor moderado. De vegetales: nabo, zapallo, zanahoria, choclo, apio y perejil, con muy poco o nada de miso.

Verduras 25 ó 30 %

Todos los tipos de clima templado. Enfatizar las redondas como zapallo, zapallitos, y calabaza.

Raíces

Nabo, zanahoria, rabanitos, bardana (poca), lotus, radicha.

Hojas

Hakusay, radicheta, repollo, diente de león, lechuga.

Porotos y subproductos 5 % diariamente

Porotos aduki, porotos negros, tape, lentejas, garbanzos.

Tofu (1 vez por semana) volumen y condimento moderado.

Algas 5 % diario

Cocción moderada. Gusto mediano.

Hiziki, wakame, kombu.

Pickles Pequeño volumen diario.

Fuertes y rápidos, uno y otro con moderación.

Rabanitos, nabos, zanahorias, hakusay, pepino, brócoli, coliflor.

Condimentos Volumen diario muy pequeño. Uso moderado

Sésamo (harina), furikake de hojas de zanahoria, nabo con algas y sésamo, tomillo, orégano, canela.

Aceite

Uso en ocasión. Sólo de sésamo tostado o maíz sin refinar. Aplicar con pincel. Ningún aceite crudo.

Fruta o postre Pequeña cantidad, seca o cocida (de estación).

Si desea postre, dulcificado naturalmente con miel de cebada o arroz, o azúcar natural de caña

Bebidas

Té de Banchá, cocción moderada, gusto mediano. Igual con otros tés tradicionales.

Jugo de manzana ácida.

Jugo de rábano daikón (crisis de alta presión).

Té de cebada tostada o arroz tostado.

QUE ES SER CELIACO


QUE ES LA CELIAQUIA (fuente: http://www.celiaco.org.ar)

La celiaquía es la intolerancia permanente a un conjunto de proteínas denominadas prolaminas, presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) productos derivados de estos cuatro cereales.

Las prolaminas reciben distintos nombres de acuerdo al cereal de procedencia:

Trigo = gliadina.

Avena = avenina.

Cebada = hordeína.

Centeno = secalina.

El gluten de los cereales mencionados es la forma más conocida de presentación de las prolaminas tóxicas para los celíacos. La gliadina constituye el mayor problema, es la más utilizada en la industria alimentaría.

Estas proteínas (TACC) afectan directamente al intestino delgado, encargado de la absorción de los nutrientes que, a consecuencia de ello no cumple con esta función. Es una condición genética, se nace con la predisposición a padecerla, pero no siempre se manifiesta clínicamente. Puede asociarse a otras enfermedades crónicas como: diabetes, epilepsia, dermatitis herpetiforme, síndrome de Down, etc. Se manifiesta a través de diferentes síntomas:

En niños: suele presentarse “diarrea crónica” (síndrome de mala absorción), vómitos reiterados, marcada distensión abdominal, falta de masa muscular, pérdida de peso, retraso del crecimiento, escasa estatura, cabello y piel secos, descalcificación, inapetencia, mal carácter.

En adolescentes: dolor abdominal, falta de ánimo, rechazo a la actividad deportiva, retraso en el ciclo menstrual.

En adultos: descalcificación, diarreas, fracturas espontáneas, desnutrición, abortos espontáneos, impotencia.

El único tratamiento es una dieta estricta y de por vida Sin T.A.C.C. El diagnóstico se realiza mediante biopsia intestinal; jamás se debe comenzar una dieta Sin T.A.C.C. sin previa biopsia que la justifique. El celíaco no es un enfermo, es una forma de ser, ya que puede alcanzar los niveles nutricionales que había perdido cumpliendo rigurosamente su dieta Sin T.A.C.C., con ello su total desarrollo neurológico y físico.

DIETA SIN GLUTEN (fuente: http://www.alimentacion-sana.com.ar)

No debe iniciarse una dieta sin gluten sin haber realizado previamente una biopsia intestinal que demuestre la intolerancia al mismo, por la alteración de la mucosa. La prescripción de esta dieta, sólo porque hay sospecha de intolerancia a esta proteína o por resultado positivo en la prueba de anticuerpos específicos, sin haberse realizado una biopsia intestinal que lo confirme es un error que se comete con frecuencia y lo único que se consigue es retrasar o enmascarar el diagnóstico de una posible enfermedad celíaca.

La dieta debe seguirse estrictamente durante toda la vida. La ingestión de pequeñas cantidades de gluten puede producir lesión de las vellosidades intestinales, aunque no siempre estas lesiones tienen por qué ir acompañadas de síntomas clínicos.

Se eliminará de la dieta cualquier producto que lleve como ingrediente TRIGO, AVENA, CEBADA, CENTENO, TRITICALE y/o productos derivados.: almidón, harina, panes, pastas alimenticias, etc.

El celíaco puede tomar todo tipo de alimentos que no contienen gluten en su origen: huevos, leche, cereales sin gluten (arroz y maíz), legumbres, tubérculos, frutas, verduras, hortalizas, grasa comestibles (de origen vegetal) y azúcar.

El consumo de productos manufacturados conlleva asumir riesgos potenciales. Hoy en día, la lectura de la etiqueta del producto, en el momento de la compra, no es una medida del todo segura, porque la Legislación vigente NO OBLIGA a especificar el origen botánico de las harinas, almidones, féculas, sémolas y cualquier otro derivado de los cereales trigo, avena, centeno y triticale utilizados. No obstante, es conveniente LEER SIEMPRE LA ETIQUETA DEL PRODUCTO QUE SE COMPRA, aunque siempre sea el mismo.

Al adquirir productos elaborados y/o envasados, debe comprobarse siempre la relación de ingredientes que figura en la etiqueta. Si en dicha relación aparece cualquier término de los que se citan a continuación, sin indicar la planta de procedencia, debe rechazarse el producto, salvo que figure como permitido en la última edición de la LISTA DE ALIMENTOS SIN GLUTEN, que periódicamente actualiza la Federación de Asociaciones de Celíacos.

La relación de ingredientes que suele aparecer en el etiquetado de productos alimenticios, que contienen o pueden contener gluten son:

Gluten, cereales, harina, almidones modificados (E-1404, E-1410, E-1412, E-1413, E-1414, E-1420, E-1422, E1440, E-1442, E-1450), amiláceos, fécula, fibra, espesantes, sémola, proteína, proteína vegetal, hidrolizado de proteína, proteína vegetal, malta, extracto de malta, levadura, extracto de levadura, especias y aromas.

Como norma general, deben eliminarse de la dieta todos los productos A GRANEL, los elaborados ARTESANALMENTE y los que no estén etiquetados, donde no se pueda comprobar el listado de ingredientes.

Se ha de tener precaución con la manipulación de alimentos, en bares y restaurantes (tortillas de patata que puede llevar levadura, patatas fritas hechas en freidoras que se utilizan también para freír croquetas o empanadillas, salsas ligadas con harina, rebozados, purés o cremas de verdura naturales a los que se añaden “picatostes” de pan de trigo, etc.), e igualmente en comedores escolares (ej.: si un primer plato consiste en cocido de alubias con embutido, no vale retirar el embutido y servir la alubia al celíaco, porque si el embutido lleva gluten, quedará en la salsa). Consúltese la forma de elaboración e ingredientes en cada plato, antes de consumirlos.

Se evitará freír alimentos sin gluten en aceites donde previamente se hayan frito productos con gluten.

Precaución con las harinas de maíz, arroz, etc. de venta en panaderías o supermercados sin certificar la ausencia de gluten. Pueden estar contaminadas si su molienda se ha realizado en molinos que también muelen otros cereales como trigo o avena.

No encargue ni adquiera panes de maíz fuera de las panaderías o tahonas que recomiendan las asociaciones de celíacos. La elaboración de un pan sin gluten en una panadería que trabaja con harinas de trigo conlleva un alto riesgo de contaminación y el hecho de utilizar ingredientes sin gluten no garantiza la ausencia de gluten en el producto final, si no se han tomado las medidas adecuadas.

En aquellas casas en las que hay un celíaco, se recomienda eliminar las harinas de trigo y el pan rallado normal y utilizar en su lugar harinas y pan rallado sin gluten o copos de puré de patata para rebozar, albardar, empanar o espesar salsas. De esta forma, muchos de los alimentos que se preparen los puede tomar toda la familia, incluido el celíaco. Precaución con los alimentos importados. Un mismo fabricante puede emplear según las distintas normativas de los países, distintos ingredientes para un producto que se comercializa bajo la misma marca comercial.

ANTE LA DUDA DE SI UN PRODUCTO CONTIENE GLUTEN, NO LO CONSUMA.

Clasificación de alimentos según su contenido en Gluten

Alimentos que con seguridad contienen gluten:

Pan y harinas de trigo, cebada, centeno, avena o triticale.

Bollos, pasteles, tartas y demás productos de pastelería.

Galletas, bizcochos y productos de repostería.

Pastas italianas (fideos, macarrones, tallarines, etc.) y sémola de trigo.

Leches y bebidas malteadas.

Bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales: cerveza, whisky, agua de cebada, algunos licores…

Productos manufacturados en los que entre en su composición cualquiera de las harinas citadas y en cualquiera de sus formas: almidones, almidones modificados, féculas, harinas y proteínas.

Alimentos que pueden contener gluten

Solamente permitidos previo informe del fabricante que no contienen gluten:

Quesos fundidos de sabores.

Caramelos y gominolas.

Sucedáneos de café y otras bebidas de máquina.

Frutos secos tostados con sal.

Helados.

Sucedáneos de chocolate.

Colorante alimentario.

 

Alimentos que no contienen gluten:

Leche y derivados: quesos, requesón, nata, yogures naturales y de sabores.

Huevos.

Verduras, hortalizas y tubérculos.

Frutas.

Arroz, maíz y tapioca así como sus derivados.

Todo tipo de legumbres.

Azúcar y miel.

Aceites, mantequillas.

Café en grano o molido, infusiones y refrescos.

Frutos secos naturales y fritos (con o sin sal).

Sal,  especias en rama y grano y todas las naturales.

PRODUCTOS FARMACÉUTICOS MEDICAMENTOS:

Los productos farmacéuticos pueden utilizar gluten, harinas, almidones u otros derivados para la preparación de sus excipientes.

Con fecha 12 de Julio de 1989, de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios (BOE núm. 179) existe una Resolución por la que se dan normas para la declaración obligatoria de gluten presente como excipiente, en el material de acondicionamiento de las especialidades farmacéuticas:

Las especialidades farmacéuticas de uso humano en las que figure como excipiente gluten, harinas, almidones u otros derivados de los anteriores, que procedan de trigo, triticale, avena, cebada o centeno, deberán indicar en su material de acondicionamiento y en el epígrafe “composición” su presencia cuantitativamente.

Los prospectos de las especialidades afectadas deberán incluir la siguiente advertencia, además de las correspondientes a los principios activos que figuren en su composición:

“ADVERTENCIA”, este preparado contiene (en cada especialidad se indicará el excipiente correspondiente según el punto 1º). Los enfermos celíacos deben consultar con su médico antes de utilizarlo.

Esta resolución entró en vigor en el año 1991, de modo que los medicamentos fabricados en el año 1992 ya se ajustan a esta norma y mediante la lectura del prospecto puede saberse con certeza si contiene gluten o no. No obstante, en caso de duda o para más aclaraciones, consulte con su médico o farmacéutico.

« Older entries

No solo la manzana.....

aleja al médico

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.