QUE ES LA DIABETES


QUE ES LA DIABETES

(Fuente: http://www.endocrinologist.com)

La diabetes es un desorden del metabolismo, el proceso que convierte el alimento que ingerimos en energía. La insulina es el factor más importante en este proceso. Durante la digestión se descomponen los alimentos para crear glucosa, la mayor fuente de combustible para el cuerpo. Esta glucosa pasa a la sangre, donde la insulina le permite entrar en las células. (La insulina es una hormona segregada por el páncreas, una glándula grande que se encuentra detrás del estómago).

En personas con diabetes, una de dos componentes de este sistema falla: el páncreas no produce, o produce poca insulina (Tipo I); las células del cuerpo no responden a la insulina que se produce (Tipo II).

 

Tipos de Diabetes

Hay dos tipos principales de diabetes. Al tipo I, dependiente de la insulina, a veces se le llama diabetes juvenil, porque normalmente comienza durante la infancia (aunque también puede ocurrir en adultos). Como el cuerpo no produce insulina, personas con diabetes del tipo I deben inyectarse insulina para poder vivir. Menos del 10% de los afectados por la diabetes padecen el tipo I.

En el tipo II, que surge en adultos, el cuerpo sí produce insulina, pero, o bien, no produce suficiente, o no puede aprovechar la que produce. La insulina no puede escoltar a la glucosa al interior de las células. El tipo II suele ocurrir principalmente en personas a partir de los cuarenta años de edad.

La importancia de un buen control de la diabetes

Este defecto de la insulina provoca que la glucosa se concentre en la sangre, de forma que el cuerpo se ve privado de su principal fuente de energía. Además los altos niveles de glucosa en la sangre pueden dañar los vasos sanguíneos, los riñones y los nervios.

No existe una cura para la diabetes. Por lo tanto, el método de cuidar su salud para personas afectadas por este desorden, es controlarlo: mantener los niveles de glucosa en la sangre lo más cercanos posibles los normales. Un buen control puede ayudar enormemente a la prevención de complicaciones de la diabetes relacionadas al corazón y el sistema circulatorio, los ojos, riñones y nervios.

Un buen control de los niveles de azúcar es posible mediante las siguientes medidas básicas: una dieta planificada, actividad física, toma correcta de medicamentos, y chequeos frecuentes del nivel de azúcar en la sangre.

DIETA PARA DIABÉTICOS (fuente: info@alimentacion-sana.com.ar)

La insulina ayuda a regular el nivel de azúcar o glucosa en la sangre. Una persona con diabetes no produce, o produce muy pocas cantidades de insulina para el cuerpo. El saber cuidarse en tal condición ayuda a prevenir complicaciones debidas a la diabetes. Esto puede incluir pobre circulación de sangre, entrar en coma, o hasta la pérdida de las piernas (la amputación).

El cuidado de la condición diabética incluye comer ciertos alimentos, particularmente las comidas altas en carbohidratos, o almidones, regularmente y en cantidades adecuadas. Esto previene que el nivel de azúcar en la sangre se ponga muy baja (hipoglucemia) o muy alta (hiperglicemia). Ambas condiciones (hipoglicemia o hiperglicemia) pueden ser peligrosas.

Una clave para el buen cuidado de la condición diabética es comer a la misma hora (regularmente), especialmente si el individuo usa insulina. Si usted usa insulina y no come regularmente estará tomando un riesgo de hipoglicemia. Esto puede causar mareos y puede complicarse con desmayos y hasta entrar en coma.

Además de comer a horas fijas, es importante comer la cantidad adecuada de carbohidratos. Si no come suficiente, tendrá síntomas de hipoglicemia. Si come demasiados carbohidratos tendrá síntomas de hiperglicemia. Estos síntomas se parecen a los de hipoglicemia, o sea, incluyen mareos, desmayos, y en extremo, coma.

No es difícil planificar un plan de comidas de buen sabor, que sea apetecible, y favorable a su condición. Primero, averigüe la cantidad de carbohidratos que debe comer en cada comida, y para las meriendas asegúrese de saber y cumplir con las horas en que debe comer.

Identifique los carbohidratos que puede sustituir o usar y las cantidades. Por ejemplo, si el plan sugiere tres (3) porciones de carbohidratos para la cena, puede comer:

1 taza de arroz, o

11/2 taza de pasta, o

2/3 taza de arroz con 1/3 taza de frijoles, o

1/3 taza de arroz, 1/3 taza de frijoles, y una rebanada de pan, o dos tortillas y 1/3 taza de frijoles.

No se olvide añadir especias como pimiento, culantro (cilantro), o pique (chile) para darle su sabor favorito a estas comidas. ¡Recuérdese, usted puede planificar su plan de alimentación para que esta sea nutritiva y deliciosa!

Toda sobrealimentación es perjudicial. Son nocivas las preocupaciones, la escasez de movimiento o una actividad corporal extenuante. Cualquier régimen dietético para la diabetes debe ser prescrito por el medico.

En la alimentación, es muy peligrosa la presencia de productos a base de hidratos de carbono (azúcares y sustancias farináceas). En lugar del azúcar pueden emplearse edulcorantes sintéticos (sacarina).

Un defecto en el aporte calórico es preferible a un exceso, especialmente si el diabético es obeso.

El azúcar, pasteles, golosinas, comidas dulces, miel, jaleas, mermeladas, patatas, harina, sémola, vino dulce ni licores. Se recomienda la sal especial de régimen en lugar de la sal común.

CUANTO ESTA PERMITIDO

Sólo están permitidas las cantidades de hidratos de carbono determinadas por el medico.

En la comida deben evitarse las salsas, la harina y las sustancias grasas. Son muy beneficiosas las sustancias alimenticias con rico poder vitamínico (B1 y C).

En lugar de grasa animal se recomienda aceite vegetal (aceite de oliva) para cocinar –

dieta mediterránea -.

LO NORMAL

250 gr. de hidratos de carbono, 60 gr. de grasa y 80 gr. de proteínas.

Lo que puede ser por ejemplo:

Hidratos de carbono: 200 gr. de pan blanco o integral; 200 gr. de patata cocida.

Proteínas: 30 gr. de queso y un huevo.

Grasas: 60 gr. de mantequilla o de grasa de origen vegetal.

Que hacer con las bebidas?

Están permitidas: el agua mineral, café, té

ALGUNOS CONSEJOS

Comer diariamente ensalada, especialmente lechuga y pepinos frescos, con vinagre y verduras frescas. Otros alimentos permitidos son la calabaza, pomelos, setas recientes, espárragos, tomates, judías verdes, berros, puerros, col, espinacas y acelgas.

La curación a través de la dieta macrobiótica

El tratamiento de la hipertensión con la dieta macrobiótica no sólo se limita a mejorar los síntomas y prevenirlos sino que erradica las causas de dicho padecimiento.

La hipertensión puede estar provocada por el consumo excesivo de azúcar y harinas refinadas, aceites, lácteos, frutas, bebidas alcohólicas y líquidos en exceso. Estos alimentos producen elevación de la presión sanguínea puesto que en el aparato digestivo son descompuestos en glucosa y almacenados en el hígado como glicógeno. Cuando el glicógeno excede la capacidad de almacenamiento en el hígado, se libera al flujo sanguíneo en forma de ácidos grasos o triglicéridos. Estos se estacionan primero en los lugares más inactivos del cuerpo, tales como nalgas, muslos, abdomen y caderas. Luego, al ir saturándose estas áreas, el exceso de ácido graso es atraído por órganos más profundos como el corazón y los riñones que gradualmente se recubren de grasa y mucosidad. Esta acumulación afecta también los tejidos internos lo que provoca debilitamiento funcional de los órganos y pérdida de elasticidad de los vasos sanguíneos causando una disminución de la presión diastólica (mínima).

Los ácidos grasos contenidos en la sangre se adhieren al plasma y a los glóbulos rojos y los vuelven viscosos. En condiciones normales, los glóbulos rojos se doblan y se pliegan para poder pasar a través de los diminutos capilares pero, si los glóbulos rojos están cubiertos de grasa, se pegan entre sí, se agruman y tapan los capilares privando a las células de oxígeno lo que hace que aumente la presión diastólica (mínima) y sistólica (máxima).

La ingestión de los alimentos descriptos al principio, a los que llamaremos, extremadamente yin, también afecta al sistema nervioso simpático. La estimulación de estos nervios, cuyas terminaciones se extienden desde los ganglios del pecho hasta los vasos sanguíneos del estómago, hígado, riñones y otros órganos vitales, segregan hormonas que producen la elevación de la presión diastólica.

Como contraparte, el consumo excesivo de alimentos como huevos, quesos duros, y otros alimentos de alto contenido de colesterol y grasas saturadas, a los que llamaremos extremadamente yang, contrae las arteriolas, que son pequeños vasos que conectan las arterias con los capilares. Esto provoca estrechamiento, engrosamiento u obstrucción de las paredes arteriales, resultando una disminución del poder de contracción de las arterias, lo que aumenta la resistencia al flujo de sangre en los capilares. Así es que forzosamente aumenta la presión diastólica, causando a su vez un aumento en la presión sistólica para compensar.

Si se persiste en consumir alimentos yang, se irán endureciendo con el tiempo, la aorta y las grandes arterias, incluyendo las arterias del corazón. Al irse poniendo rígidas, pierden su flexibilidad normal y no pueden distenderse cuando la sangre es eyectada desde el corazón. Para compensar aumenta la presión sistólica contra las paredes de la arteria. Cuando hay este tipo de hipertensión las arterias pierden la capacidad de contraerse con cada latido y entonces disminuye la presión diastólica.

Esta forma de hipertensión se observa comúnmente en personas de mediana edad y ancianos. El endurecimiento tiende a comenzar en los vasos periféricos y a lo largo de los años se extiende a los vasos sanguíneos más centrales y hacia el mismo corazón.

Por eso es importante mantener el sistema circulatorio en buena condición aunque cuando los síntomas se presentan o la enfermedad ya está declarada como tal, recurriendo a la dieta macrobiótica se puede mejorar y hasta curar completamente.

Siguiendo estas recomendaciones dietéticas se puede empezar a mejorar la condición general del organismo:

Conservar una alimentación equilibrada, en lo posible absteniéndose de consumir lácteos, dulces y moderando la cantidad de sal (marina) y en los casos agudos, por un tiempo, nada de esto hasta que mejoren los síntomas

Cereales integrales 50 ó 60%

Arroz integral, cebada, trigo, maíz (a veces), mijo, sarraceno, avena, centeno (ocasionalmente), Pan y farináceos (mínimo) Fideos y pastas (ocasionalmente)

Sopas 1 ó 2 bols diarios

Sabor moderado. De vegetales: nabo, zapallo, zanahoria, choclo, apio y perejil, con muy poco o nada de miso.

Verduras 25 ó 30 %

Todos los tipos de clima templado. Enfatizar las redondas como zapallo, zapallitos, y calabaza.

Raíces

Nabo, zanahoria, rabanitos, bardana (poca), lotus, radicha.

Hojas

Hakusay, radicheta, repollo, diente de león, lechuga.

Porotos y subproductos 5 % diariamente

Porotos aduki, porotos negros, tape, lentejas, garbanzos.

Tofu (1 vez por semana) volumen y condimento moderado.

Algas 5 % diario

Cocción moderada. Gusto mediano.

Hiziki, wakame, kombu.

Pickles Pequeño volumen diario.

Fuertes y rápidos, uno y otro con moderación.

Rabanitos, nabos, zanahorias, hakusay, pepino, brócoli, coliflor.

Condimentos Volumen diario muy pequeño. Uso moderado

Sésamo (harina), furikake de hojas de zanahoria, nabo con algas y sésamo, tomillo, orégano, canela.

Aceite

Uso en ocasión. Sólo de sésamo tostado o maíz sin refinar. Aplicar con pincel. Ningún aceite crudo.

Fruta o postre Pequeña cantidad, seca o cocida (de estación).

Si desea postre, dulcificado naturalmente con miel de cebada o arroz, o azúcar natural de caña

Bebidas

Té de Banchá, cocción moderada, gusto mediano. Igual con otros tés tradicionales.

Jugo de manzana ácida.

Jugo de rábano daikón (crisis de alta presión).

Té de cebada tostada o arroz tostado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

No solo la manzana.....

aleja al médico

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: