HIPERTENSOS


QUÉ SIGNIFICA SER HIPERTENSO

(fuente: http://www.intergaleno.com.ar)

Tenerla presión arterial máxima superior a los 150 mm Hg (milímetros de mercurio) y una presión arterial mínima superior a 90 mm Hg. Si nos controlamos la presión habitualmente conoceríamos las cifras y en caso de anormalidades acudiríamos al medico, las personas más propensas a padecer hipertensión arterial son:

  • Con antecedentes familiares de hipertensos.

  • Mayores de 45 años

  • Vida sedentaria

  • Tareas o profesiones estresantes

  • Dietas altas en sodio y/o grasas

  • Antecedentes de aterosclerosis (acumulación de depósitos grasos en las arterias)

  • No siempre se sienten síntomas al tener presión alta, en caso de tenerlos estos pueden ser:

  • Cefaleas (dolor de cabeza), mareos, palpitaciones (sentir los propios latidos cardiacos) y fatiga.

CÓMO TRATARLA

  • Consulta periódica al medico

  • Control de la presión arterial

  • Medicación indicada por el medico

  • Dieta adecuada

  • Ejercicios aeróbicos, caminatas, etc.

DIETA PARA HIPERTENSOS

Si

  • Leche y yogurt descremados

  • Queso magro y sin sal

  • Ricota descremada

  • Manteca sin sal

  • Frutas y verduras frescas

  • Jugos de frutas naturales

  • Panes de panadería

  • Galletas de agua sin sal

  • Apio fresco

  • Laurel, pimienta, romero, nuez moscada y jugo de limón.

No

  • Leche y yogurt entero.

  • Queso entero.

  • Manteca.

  • Fruta y verdura enlatadas.

  • Aceitunas.

  • Papas fritas, maníes salados.

  • Galletas saladas.

  • Panes de centeno.

  • Galletas aperitivas.

  • Sal, sal de apio.

  • Caldos envasados.

  • Salsa de soja.

EJERCICIOS RECOMENDADOS PARA HIPERTENSOS

  • Correr,

  • Caminatas rápidas.

  • Nadar.

  • Ir en bicicleta.

  • Gimnasia aeróbica.

  • Tenis.

  • Fútbol.

EJERCICIOS NO RECOMENDADOS PARA HIPERTENSOS

  • Levantar pesas.

  • Practicar judo o karate.

  • Realizar esquí acuático.

  • Cargar muebles pesados.

  • Cavar con pala.

  • Cortar leña.

La hipertensión arterial puede afectar los riñones, la vista, las arterias y el corazón.

Puede ocasionar insuficiencia renal, ceguera, ACV (accidente cerebro vascular) y ataque cardiaco.

QUE ES LA HIPERTENSIÓN. CUIDADOS Y ALIMENTACION


QUE ES LA HIPERTENSION(Fuente: http://www.dmedicina.com)

La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica. Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo y, si no se trata, puede desencadenar complicaciones severas como un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral, lo que se puede evitar si se controla adecuadamente. Las primeras consecuencias de la hipertensión las sufren las arterias, que se endurecen a medida que soportan la presión arterial alta de forma continua, se hacen más gruesas y puede verse dificultado al paso de sangre a su través. Esto se conoce con el nombre de arteriosclerosis.

CAUSAS

Se desconoce el mecanismo de la hipertensión arterial más frecuente, denominada “hipertensión esencial”, “primaria” o “idiopática”. En la hipertensión esencial no se han descrito todavía las causas especificas, aunque se ha relacionado con una serie de factores que suelen estar presentes en la mayoría de las personas que la sufren. Conviene separar aquellos relacionados con la herencia, el sexo, la edad y la raza y por tanto poco modificables, de aquellos otros que se podrían cambiar al variar los hábitos, ambiente, y las costumbres de las personas, como: la obesidad, la sensibilidad al sodio, el consumo excesivo de alcohol, el uso de anticonceptivos orales y un estilo de vida muy sedentario.

* Herencia: cuando se transmite de padres a hijos se hereda una tendencia o predisposición a desarrollar cifras elevadas de tensión arterial. Se desconoce su mecanismo exacto, pero la experiencia acumulada demuestra que cuando una persona tiene un progenitor (o ambos) hipertensos, las posibilidades de desarrollar hipertensión son el doble que las de otras personas con ambos padres sin problemas de hipertensión.

* Sexo: Los hombres tienen más predisposición a desarrollar hipertensión arterial que las mujeres hasta que éstas llegan a la edad de la menopausia. A partir de esta etapa la frecuencia en ambos sexos se iguala. Esto es así porque la naturaleza ha dotado a la mujer con unas hormonas protectoras mientras se encuentra en edad fértil, los estrógenos, y por ello tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, en las mujeres más jóvenes existe un riesgo especial cuando toman píldoras anticonceptivas.

* Edad y raza: La edad es otro factor, por desgracia no modificable, que va a influir sobre las cifras de presión arterial, de manera que tanto la presión arterial sistólica o máxima como la diastólica o mínima aumentan con los años y lógicamente se encuentra un mayor número de hipertensos a medida que aumenta la edad. En cuanto a la raza, los individuos de raza negra tienen el doble de posibilidades de desarrollar hipertensión que los de raza blanca, además de tener un peor pronóstico.

* Sobrepeso: los individuos con sobrepeso están más expuestos a tener más alta la presión arterial que un individuo con peso normal. A medida que se aumenta de peso se eleva la tensión arterial y esto es mucho más evidente en los menores de 40 años y en las mujeres. La frecuencia de la hipertensión arterial entre los obesos, independientemente de la edad, es entre dos y tres veces superior a la de los individuos con un peso normal. No se sabe con claridad si es la obesidad por sí misma la causa de la hipertensión, o si hay un factor asociado que aumente la presión en personas con sobrepeso, aunque las últimas investigaciones apuntan a que a la obesidad se asocian otra serie de alteraciones que serían en parte responsables del aumento de presión arterial. También es cierto, que la reducción de peso hace que desaparezcan estas alteraciones.

SÍNTOMAS

La presión arterial elevada rara vez presenta síntomas. Estar nervioso o tenso, por ejemplo, no es sinónimo de tener la presión arterial elevada.

Diagnóstico

La única manera de detectar la hipertensión en sus inicios es con revisiones periódicas. Mucha gente tiene la presión arterial elevada durante años sin saberlo. El diagnóstico se puede realizar a través de los antecedentes familiares y personales, una exploración física y otras pruebas complementarias.

TRATAMIENTOS

La hipertensión no puede curarse en la mayoría de los casos, pero puede controlarse. En general debe seguirse un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable. Las pastillas son sólo parte del tratamiento de la hipertensión, ya que el médico también suele recomendar una dieta para perder peso y medidas como no abusar del consumo de sal, hacer ejercicio con regularidad. Consejos para el paciente con hipertensión:

* Reduce el peso corporal si tienes sobrepeso.

* Reduce el consumo de sal a 4-6 gramos al día; consume menos productos preparados y en conserva, y no emplees demasiada sal en la preparación de los alimentos. No obstante, existen pacientes que no responden a la restricción salina.

* Reduce la ingesta de alcohol, que en las mujeres debe ser inferior a 140 gramos a la semana y en los hombres inferiores a 210 gramos.

* Realiza ejercicio físico, preferentemente pasear, correr moderadamente, nadar o ir en bicicleta, de 30 a 45 minutos, un mínimo de 3 veces por semana.

* Reduce el consumo de café y no consumas más de 2-3 cafés al día.

* Consume alimentos ricos en potasio, como legumbres, frutas y verduras.

* Abandona el hábito de fumar.

* Sigue una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados y pobre en grasas saturadas. Además de las medidas recomendadas, el hipertenso dispone de una amplia variedad de fármacos que le permiten controlar la enfermedad. El tratamiento debe ser siempre individualizado. Para la elección del fármaco, hay que considerar factores como la edad y el sexo del paciente, el grado de hipertensión, la presencia de otros trastornos (como diabetes o valores elevados de colesterol), los efectos secundarios y el coste de los fármacos y las pruebas necesarias para controlar su seguridad. Habitualmente los pacientes toleran bien los fármacos, pero cualquier fármaco antihipertensivo puede provocar efectos secundarios, de modo que si éstos aparecen, se debería informar de ello al médico para que ajuste la dosis o cambie el tratamiento.

Listado de alimentos para una dieta pobre en sal (pobre en sodio)

(fuente: http://www.fisterra.com/salud/2dietas/sodio_bajo.asp)

Alimentos para una dieta pobre en sal

Grupo de alimentos

Alimentos permitidos

Alimentos a evitar

Cereales y derivados

Pan, biscochos sin sal.
Galletas: maría, chiquilín.
Pastas, macarrones, espaguetis, canelones, codillos.
Arroz. Patatas.
Cereales de desayuno. Repostería casera sin adición de sal en su elaboración.

Pan, biscochos con sal.
Bizcochos de cacao ó chocolate. Levadura. Todo tipo de bollería: suizo, cristina. Bizcochos con espuma. Mantecados.
Patatas fritas en bolsa, aperitivos.
Productos precocinados elaborados con cereales: pizza.

Verduras y hortalizas

Verduras frescas

Verduras y hortalizas en conserva. Enlatados, en bote de cristal, congeladas.
Preparados de verdura para sopa.
Sopas comerciales de verduras deshidratadas,  o en bote.

Legumbres

Judías, lentejas, garbanzos.

 

Frutas y frutos secos

Todas. Manzana, cerezas, higos. Frutas de todo tipo: sandía, melón, naranja, pomelo.

Frutos secos: almendra tostada, castaña, pistachos, uvas pasas,  ciruelas secas,  higos secos con azúcar.

Frutas en conserva. Zumos de fruta envasados.

Aceitunas de todo tipo.

Todo tipo de frutos secos salados: almendras, cacahuetes, avellanas, maíz frito, etc.

Leche y derivados

Leche entera, desnatada. Yogures. Postres lácteos (natillas, flan). Helados.
Nata líquida y montada.

Quesos no grasos: Burgos, Villalón.

Quesos extragrasos. Quesos duros y fermentados (holandés, chester, manchego…).

Grasas

Aceite  de semillas: girasol, oliva. Mantequilla y margarina sin sal.

Mantequilla con sal.

Miscelánea

Agua débilmente mineralizada. Zumos naturales.

gaseosas*.

Bebidas refrescantes azucaradas (tipo cola, naranja, limón).

Agua mineral con gas, soda. Bebidas alcohólicas.

Todos los condimentos con sal en su composición. Sal de apio, cubitos de caldo, aderezos comerciales. Bicarbonato sódico. Mayonesa, kepchup.

Aditivos y conservantes con sodio.

* Consumir con moderación.

  • * No debe utilizarse sal de mesa, de cocina, sal marina, sal yodada  ni sales dietéticas en la  elaboración de los  platos.

Especias y condimentos sustitutivos de la sal
(pueden utilizarse en las dietas sin sal)

  • Plantas olorosas del monte bajo: Tomillo, romero y salvia.
  • Hierbas aromáticas:
    • Albahaca, laurel, hinojo,  mejorana, anís, anís estrellado, menta,
    • Mostaza, estragón, hierba luisa, ajedrea, cardomono, hierbabuena, melisa, orégano, vainilla…
  • Condimentos:
    • Azafrán, bergamota, caléndula, canela, cilantro, comino, eneldo…
    • Finas hierbas (compuesto de perejil, perifollo, estragón picados finamente), hinojo, limón, mejorana, pimentón.
  • Ácidos:  limón…

Vinagre y aceite pueden ser aromatizados al estragón o a las finas hierbas…

Aditivos con sal (sodio)
(y relación de los alimentos que pueden contener el aditivo)

Nombre del aditivo

Alimentos que pueden contenerlo

Fosfato disódico

Cereales, quesos, mantecado, bebidas embotelladas.

Glutamato monosódico (GMS)

Productos para incrementar el sabor, carnes, condimentos, pepinillos, sopas dulces, artículos de repostería.

Alginato sódico

Mantecados, batidos de chocolate.

Benzoato sódico

Zumos de frutas envasadas.

Hidróxido de sodio

Productos con coco, guisantes en lata.

Propionato de sodio

Panes.

Sulfito de sodio

Frutas secas, preparados de verdura para sopa, ensalada.

Pectinato de sodio

Jarabes y recubrimientos para pasteles, mantecado, sorbetes, aderezos para ensaladas, compotas y jaleas.

Caseinato de sodio

Mantecados y otros productos congelados.

Bicarbonato de sodio

Levadura, sopa de tomate, harina, sorbetes, confituras.

Es aconsejable leer el etiquetado de los productos que se consumen, ya que pueden contribuir al aumento de sodio de la dieta.

 

Sustituto de sal

Ingredientes

2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de albahaca seca
1 cucharadita de orégano
¼ cucharadita de pimienta molida
1 cucharadita de cáscara de limón rallada y seca

Preparación

Solo basta con mezclarlos hasta que quede una preparación homogénea y ya está. Espolvoréalo sobre cualquier comida a la que desees dar un toque de sabor y notarás la diferencia, con la tranquilidad de estar comiendo sano y rico.

 

No solo la manzana.....

aleja al médico

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 44 seguidores